De izquierda a derecha: El director general de Calidad Ambiental, Manuel Gutiérrez; la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández; la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández; y el gerente de Cogersa, Santiago Fernández, con las dos operarias del servicio del punto limpio.

–        El centro cuenta con más de una veintena de contenedores para desperdicios que por su tamaño o composición no pueden depositarse junto al resto de la basura

 

–        Los asturianos aportaron 35.624.744 kilos de residuos especiales en 2015, un 9,31% más que el año anterior


El nuevo punto limpio de Carreño, ubicado en el barrio de La Cruz de Candás, junto al campo de fútbol de La Mata, ha entrado hoy en servicio para facilitar la recogida separada de residuos domésticos especiales y voluminosos de manera gratuita para particulares. Por su parte, los empresarios y autónomos deberán abonar un canon de gestión que les faculta para depositar en él los residuos derivados de su actividad productiva o comercial.

La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, presidenta del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa), ha asistido a la puesta en marcha de esta instalación, que tiene una superficie construida de 4.535 metros cuadrados y ha supuesto una inversión de 501.936,94 euros, IVA incluido. Este coste incluye la conexión con la carretera AS-110 (Candás-Tabaza) y la urbanización del entorno, así como los contenedores y el mobiliario del edificio de servicios.

La infraestructura está equipada con más de una veintena de contenedores para recibir aquellos residuos que por su excesivo tamaño (muebles, colchones, electrodomésticos, escombros de pequeñas reformas, restos de podas y siegas, etc.) o por su composición potencialmente inflamable o tóxica (aceites usados, envases de productos de limpieza, pinturas, pilas y baterías, fluorescentes…) no pueden dejarse junto al resto de la basura como parte de las recogidas urbanas. Además, estará permanente asistida por una operaria de la plantilla de Cogersa, responsable de mantener las instalaciones y atender a los usuarios en horario de 14:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes, y los sábados, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas.

Belén Fernández, que ha estado acompañada por la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández, ha explicado que los puntos limpios contribuyen a aumentar los niveles de reciclaje de cada concejo y evitar el vertido incontrolado de residuos tóxicos y voluminosos en el medio natural. Según ha destacado, Cogersa trabaja para dotar a Asturias de una red autonómica de instalaciones que ofrezcan a los particulares un servicio gratuito de recogida selectiva de residuos especiales del hogar. Esta red está compuesta por puntos limpios, por las llamadas áreas de voluminosos (pequeñas instalaciones que se construyen en los concejos menos poblados) y por el punto limpio móvil, el vehículo especial que recorre una veintena de municipios rurales cada mes.

Gracias a la apuesta por estos equipamientos, los asturianos aportaron en 2015, a través de la red de puntos limpios, las áreas de acopio de voluminosos y el punto limpio móvil, un total de 35.624.744 kilos de residuos especiales, un 9,31% más que el año anterior.

Plan de ampliación y modernización

El centro de recogida separada de Carreño es uno de los incluidos en el plan de ampliación y modernización de la red de puntos limpios que Cogersa ejecuta desde 2005 en colaboración con los ayuntamientos y que cuenta con un presupuesto total plurianual de 13,8 millones. Sobre la base de esta planificación, el consorcio financia la inversión correspondiente a las obras de construcción, aporta personal propio y dirige la gestión. Por su parte, los ayuntamientos suelen ceder los terrenos y costean los gastos de explotación, que incluyen los de personal y los consumos, así como las tarifas de tratamiento de los residuos que no están sufragados por los sistemas integrados de gestión.

Desde 2006, Cogersa ha renovado o construido nuevos puntos limpios en los polígonos del Espíritu Santo (Oviedo), Barres (Castropol), compartido con Tapia de Casariego y Vegadeo; Río Pinto, en Jarrio (Coaña), Riaño II (Langreo) y La Cardosa (Grado), que también presta servicio a Las Regueras. También en Salas, Poo de Llanes, La Rasa de Villaviciosa (compartido con Colunga y Caravia) y las estaciones de transferencia de Mieres y Sariego. En el caso de Gijón, el consorcio se hace cargo de la atención del centro de La Calzada, mientras que la empresa municipal Emulsa hace lo propio con las instalaciones de Roces, Tremañes y Somió.

Actualmente están a punto de finalizar las obras en los centros de Ribadesella y Ribadedeva, se está en proceso de contratar los de Tineo y Piloña, y se ha redactado ya el proyecto de San Martín del Rey Aurelio, mientras que en Cangas del Narcea se están tramitando las licencias municipales. Además, Cogersa ha puesto en marcha las áreas de voluminosos de Boal, Coaña, Degaña, Grandas de Salime, Ibias, Illano Pesoz, San Martín de Oscos, Somiedo, Taramundi y Villanueva de Oscos. Asimismo, están en trámites de contratación las áreas de Allande y Onís, y se está redactando el proyecto de la que se instalará en Santa Eulalia de Oscos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + siete =