El Museo del Fútbol Mundial de la FIFA, (fifamuseum.com) que abrirá sus puertas al público el 28 de febrero de 2016, reúne, expone y preserva importantes objetos, documentos y fotografías del fútbol internacional y su órgano rector. “Nuestro propósito es conectar e inspirar a personas con piezas del patrimonio del fútbol y mostrar cómo este deporte ha evolucionado desde sus humildes orígenes hasta convertirse en cultura global. Nuestra colección consta de más de 1000 objetos, textos y fotografías procedentes de los archivos de la FIFA”, señalan desde la organización.

La Copa del Mundo

El visitante puede darse una vuelta por cada Mundial desde el primero que se celebró en Uruguay en 1930. La exposición permanente consta de más de 1.000 objetos procedentes de cada edición y de las 209 federaciones de fútbol que existen en el Mundo. Además, 4.000 libros históricos y documentos de la FIFA y de archivos privados y 1.480 fotografías de los orígenes de este deporte.

Curiosidades, documentos históricos, trofeos fotografías desde finales del Siglo XIX y vídeos, camisetas y equipaciones… Toda la historia del fútbol mundial reunida en un museo que piezas nunca antes exhibidas en conjunto hasta ahora.

Las tarjetas amarillas

Copa del Mundo 1966: notas del árbitro del Inglaterra - Argentina en los cuartos de final en Wembley | ©FIFA Museum
Copa del Mundo 1966: notas del árbitro del Inglaterra – Argentina en los cuartos de final en Wembley | ©FIFA Museum

Estas notas fueron tomadas por el árbitro alemán, Rudolf Kreitlein, durante el polémico partido de cuartos entre Inglaterra y Argentina disputado en Wembley, en Mundial de 1966. Kreitlein expulsó al capitán argentino Antonio Rattín en el minuto 35, pero este no quiso marcharse del campo y defendiendo su inocencia, tal y como pone en las notas, preguntó por un intérprete. Sin embargo, también está escrito que el capitán argentino ya había sido seriamente advertido. Al final, Rattín abandonó el campo de forma reacia.

El partido y el incidente jugaron un papel muy importante en la introducción de las tarjetas amarilla y roja. Tras el partido de cuartos, el árbitro inglés Ken Aston, que había tratado de persuadir a Rattín para que abandonara el campo, iba en coche cuando se detuvo en un semáforo. Las luces ámbar y roja le inspiraron, y en el siguiente Mundial, en 1970, las tarjetas se usaron por primera vez.

La Copa Mundial Femenina de la FIFA

Al igual que los torneos masculinos, cada Mundial femenino tiene su espacio expositivo en el museo. Todas las vitrinas están al lado del trofeo original de la Copa del Mundo en la planta -1.

En un partido que rompió récords, la estadounidense Carli Lloyd marcó el primer triplete y los goles más rápidos en una final femenina. El primero llegó en el minuto 3 y el segundo en el 5, pero es el tercer gol, que llegó en el minuto 16 el que ha pasado a la posteridad. Un increíble disparo desde su propio campo que fue nominado para el Premio Puskás 2015. Con su triplete en 14 minutos, Lloyd ayudó a su país a convertirse por tercera vez —récord de nuevo— en campeón del mundo, tras imponerse sin problemas a Japón 5-2. Este marcador fue el más abultado en un Mundial femenino.

Encuentros por el mundo

El fútbol inspira a personas de diferentes orígenes alrededor del mundo. El museo rinde tributo a esta singular habilidad y por eso ofrece a los visitantes la oportunidad de conocer a personas extraordinarias y descubrir la historia de su vínculo personal con el fútbol.

En algunas partes del mundo, los brujos de vudú han sido conocidos por intentar influir en los partidos de fútbol con un bocio —un tipo de silbato bloqueado– que sirve para perjudicar al equipo rival. El silbato también tiene candados y cadenas para mantener a los oponentes a raya. Por ahora no se sabe si el bocio ha influido en algún resultado pero tampoco hay prueba de lo contrario.

Documentos históricos del fútbol

El museo gestiona el Centro de Documentación de la FIFA y, como consecuencia, atesora miles de documentos relacionados con el fútbol y su desarrollo desde principios del siglo XX.

Fundado en 1886 por las cuatro federaciones británicas, el International Football Association Board (IFAB) se amplió para incluir a la FIFA en 1913. Hoy, su principal función es discutir y decidir acerca de modificaciones en las Reglas de Juego. Recientemente se aprobó introducir tecnología en la línea de gol, y en un partido contra Honduras en el Mundial de 2014, el delantero francés Karim Benzema marcó el primer gol dado por válido gracias a esta innovación.

Federaciones miembro de la FIFA

¿Qué federación sudamericana fue la primera en adherirse a la FIFA? ¿Cómo va mi país en la clasificación mundial? ¿Cómo son las camisetas de las selecciones de Bután, Montserrat o Eritrea?

El museo conmemora a las 209 federaciones miembro de la FIFA, desde las que han ganado varios mundiales hasta las que nunca se han clasificado.

Archivo de imágenes

Así como objetos y piezas, el museo también colecciona imágenes relacionadas con los torneos de la FIFA, eventos y personas. La variada colección de imágenes se remonta a finales del siglo XIX, lo que nos permite ver cómo el fútbol ha cambiado y se ha desarrollado con el paso del tiempo. Desde instantáneas inéditas del Mundial de 1934 en Italia, hasta vagas fotografías de estadios etíopes en los años 60 del siglo XX. El archivo de imágenes del museo gestiona recuerdos únicos a menudo relacionados con fotografías históricas.

El precio de las entradas rondará los 20 francos suizos. Una vez dentro, en sus 3000 m2 de exposición distribuidos en tres plantas, los visitantes podrán disfrutar de más de 1000 objetos únicos que representarán en el museo las numerosas facetas del mundo del fútbol. Además de la evolución del fútbol internacional y la singularidad de la Copa del Mundo, los visitantes podrán sumergirse en un universo multimedia e interactivo y experimentar las emociones que despierta a diario este fascinante deporte, toda una fuente de inspiración. El museo cuenta con más de quince paneles interactivos y más de 60 pantallas, en las que se proyectarán espectaculares imágenes con el fútbol como protagonista. Una de las grandes atracciones será el trofeo original de la Copa del Mundo. «En nuestras salas de reuniones y eventos se pueden organizar todo tipo de actos  o emocionantes mesas redondas», añade Stefan Jost. Además, el museo dispone de un bar dedicado al mundo del deporte, restaurante, cafetería, tienda y biblioteca, con más de 4000 obras relacionadas con el fútbol; y todos ellos se pueden visitar sin necesidad de sacar entrada.

Las obras del Museo del Fútbol Mundial de la FIFA concluyeron a primeros de diciembre de 2015. Concretamente, el 18 de diciembre, la gestora FIFA Museum AG recibió de la constructora el edificio que albergará este museo una vez remodelado. La FIFA ha invertido un total de 140 millones de francos suizos en las obras de remodelación y reforma del edificio, de los que unos 30 millones corresponden al museo. La aseguradora Swiss Life, propietaria del inmueble, cerró un contrato de arrendamiento con la FIFA hasta el año 2055.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos − uno =