La compañía coreana LG ha sido de las madrugadoras y fue de las primeras en presentar su nuevo terminal horas antes de que empezara la Mobile World Congress de Barcelona.

El LG G5 se presentó el domingo después de haberse filtrado bastante información sobre el terminal, confirmando lo que va a ser la gran novedad de esta línea de teléfonos de la marca: los módulos.

El terminal viene con un compartimento donde se pueden ampliar algunos módulos del mismo, como la batería o la cámara. Según decían en la presentación: “Podemos transformar al teléfono en un equipo de audio de alta fidelidad o en una cámara mucho más capaz. Solo hay que cambiar módulos.”

Tiene un aire parecido a los últimos modelos de la marca (G2, G3 y G4), pero se ha actualizado hacia la tendencia estética actual que ya llevan los móviles de otras compañías, presentando una carcasa metalizada y una pantalla con una ligera curva.

A diferencia de los anteriores, del nuevo G5 se han eliminado los botones traseros que controlaban el volumen, que han pasado a situarse en el borde izquierdo. Detrás se ha quedado el botón de encendido/bloqueo que, además, ahora añade un lector de huella dactilar para desbloquear el teléfono y otras aplicaciones.

También ha cambiado de lugar el conector de los auriculares, que ha pasado a situarse en la parte superior del teléfono, junto el sensor de infrarrojos.

Por su parte, el teléfono cuenta con una memoria interna de 32GB, ampliable a través de tarjeta de memoria (microSD) de hasta 2TB (terabites). Se convierte así en uno de los teléfonos con mayor capacidad de ampliación de su memoria de base.

Además, cuenta con una memoria RAM de 4GB, lo que hace al teléfono más veloz. Su procesador es un Snapdragon 810 de Qualcomm. En su interior, el sistema operativo es Android 6.0 Marshmallow.

También en el lado izquierdo, en la parte inferior, se encuentra un botón que permite extraer la batería y da acceso a los módulos de expansión, desde donde se pueden ampliar y mejorar algunas aplicaciones y funcionalidades del terminal, como la propia batería o la cámara, entre otros.

La pantalla del teléfono se reduce a 5,3 pulgadas, con panel IPS y UHD (UltraHD) y su batería es de 2.800mAh y sustituible por una que de mayor autonomía al móvil. Se presenta en cuatro colores: dorado, rosa, plata y titanio.

Otra de las peculiaridades del nuevo buque insignia de LG es su pantalla con funcionalidad Always-on Display, que permite ver la hora y las notificaciones más importantes (pero sin detalles) sin necesidad de encender el teléfono y ahorrando así bastante batería. Se añade la característica Daylight Mode, que mejora la visibilidad en exteriores con ajustes de autobrillo.

La cámara también se ha mejorado. El nuevo dispositivo cuenta con 3 objetivos; uno delantero y dos traseros, uno estándar con lente de 78º de 16 megapíxeles y otro gran angular con lente de 135º de 8 megapíseles.

Los amigos del LG G5

El terminal no se ha presentado solo, sino que ha venido con “amigos”, una serie de gadgets y accesorios que dan más personalidad al teléfono y aumentan sus funcionalidades y calidades.

Para empezar, han presentado la LG 360 VR, unas gafas de realidad virtual que se conectan vía cable al teléfono y tienen una resolución de 639ppi. Son elegantes, plegables y ligeras.

Éstas se complementan con la LG 360 CAM, una cámara compacta que permite tomar fotos y grabar en 360º con una resolución de 13 megapíxeles. Tiene una batería de 1.200mAh y memoria interna de 4GB ampliable con microSD. Dispone también de 3 micrófonos incorporados y permite grabar vídeos en calidad 2K.

Los drones también son amigos del LG G5, de ahí la aparición del Rolling Bot. Se trata de una esfera que rueda y graba imágenes y vídeos con su cámara de 8 megapíxeles. Cuenta con tecnología Wi-Fi, lo que permite usarlo como cámara de seguridad y controlarlo desde el teléfono.

Por su parte, los LG Tone Platinum son unos auriculares inalámbricos con una excelente calidad de sonido y un sonido nítido y brillante. Y, en esta línea de accesorios, nos encontramos los H3 by B&O Play, que son un set de auriculares de alta gama compatibles con cualquier dispositivo Android.

Los amigos más cercanos del teléfono van a ser los dos principales módulos que se han presentado.

Por un lado, para amantes de las fotos: LG CAM Plus. Este módulo se acopla al teléfono a través de la ranura de extensión modular y que convierte al terminal en una cámara independiente y amplía la batería en 1.200mAh más. Cuenta con botones de encendido, disparo, obturación, zoom y grabado.

Por otro lado, para amantes de la música: LG Hi-Fi Plus by B&O Play. Este sistema reproduce sonido en alta definición y puede ser usado como un módulo del teléfono, conectable a través de la ranura de expansión de módulos, o por separado como un altavoz.

Sin duda, estas nuevas características suponen un cambio cualitativo en la forma en la que hemos disfrutado de la tecnología móvil hasta ahora e introduce los módulos como una nueva fórmula de conceptualizar los smartphones y la posibilidad de darles nuevas y mejores funcionalidades.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once + 20 =