“Las sanciones disciplinarias con las que me están crucificando, para impedir que siga denunciando la corrupción de Talavera y del poder judicial, para echarme de la carrera y para callarme, son ilegales”. Es la reacción del juez Fernando Presencia ante el anuncio por parte del Consejo General del Poder Judicial de nuevas sanciones “por retraso injustificado en su actuación” y “por incumplimiento del deber de motivación en resoluciones dictadas como titular del juzgado de Talavera de la Reina”. Por lo primero, 3.000 euros de multa por falta grave, y por lo segundo 7 meses de suspensión por falta muy grave.

Es curioso que la resolución de la comisión disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial coincida, en el tiempo, con el archivo de la querella presentada por Fernando Presencia ante el Supremo contra Carlos Lesmes, presidente del CGPJ, y otras autoridades judiciales por “prevaricación al encubrir casos de corrupción”. El Supremo no admite a trámite dicha querella en auto fechado el 23 de junio. El 29 se le notifica al querellante, Fernando Presencia, y un día después, el 30, la comisión disciplinaria acuerda sancionarle.

Pero, por encima de estas casualidades, Fernando Presencia considera que las acciones que está llevando a cabo el Consejo contra su persona “son nulas” por la propia naturaleza del Consejo que, a su juicio, basándose en una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, es ilegítimo.

Presencia se basa en la sentencia del TEDH que condena a Portugal por haber vulnerado el artículo 6.1 de la Convención Europea de Derechos Humanos en lo que se refiere al “derecho a un juicio justo por un tribunal imparcial e independiente”..

En esta sentencia, el TEDH recuerda la recomendación del comité de ministros de la UE de 17 de noviembre de 2010 sobre los jueces en la que dice que “no menos de la mitad de los miembros de tales consejos (del poder judicial) deberían ser jueces elegidos por su iguales de todos los niveles de la judicatura y con respeto al pluralismo dentro de la judicatura”.

Fernando Presencia está dispuesto a acudir al Tribunal de Estrasburgo porque considera que la normativa española sobre el CGPJ incumple esta recomendación y la sentencia judicial posterior “ya que todos sus miembros son elegidos por el Congreso y el Senado: “está nombrado al ciento por ciento por los políticos y responden a sus intereses”

Al margen de esta actuación, Fernando Presencia piensa llevar a cabo todas las acciones que le confieren como ciudadano  la legislación vigente: anuncio desde ahora el ejercicio de nuevas acciones penales contra el sr Lesmes por su intento de hacerme pasar por un fugitivo, por un delincuente, sin explicar siquiera el delito que pueda haber cometido. Y por utilizar las instituciones del Estado en su propio beneficio, encubriendo la trama de corrupción que el sistema está propiciando”, ha manifestado el Juez.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 4 =