“Ojalá hubiera sido antes de 11/3/04 -13-14/11/15  o del 22/3/16….”

¿Cómo podemos entender que los servicios de inteligencia más acreditados del universo no puedan evitar estas masacres, estos actos terroristas en manos de iniciados en estas materias?

¿Cómo entender todo esto sin pasar por imbécil teniendo la CIA y el resto de los servicios de inteligencia más importantes del planeta para frenarlo, ubicados en Francia, Estados Unidos, Israel, Reino Unido, China, Japón, Alemania e incluso España en menor proporción?

Es inconcebible, porque desde años atrás en esta materia se supone que todos ellos vienen cumpliendo con sus deberes desde los atentados del 11-S y del 11-M de Madrid en 2004.

¿Cómo se puede entender que presuntamente se permita lo sucedido este 22 de marzo en el aeropuerto y el metro de Bruselas?

Nuevamente el pueblo sigue derramando su sangre y su dolor por Europa. Las consecuencias de políticas mediocres, demagógicas e incapaces las provocan.

¿Cómo se puede aceptar que no se puedan evitar, desde la eficacia de los servicios de inteligencia del mundo, estos lamentables actos de terrorismo miserable que por arte de magia en unos años se han convertido en la secta más irracional, inhumana y criminal, registrando sus actos para desesperación y temor de una gran parte del mundo y no con menos sorpresa para el resto del planeta en nombre del Estado Islámico?

¿A qué parte del mundo musulmán beneficia estos criminales sin identidad? ¿a qué parte del mundo y a quién fuera del orbe musulmán benefician estos criminales sin identidad?

Ha llegado el momento de proceder, de hacer pensar al pueblo español, estadounidense, belga, francés, inglés y de docenas de países más y de buscar respuestas sobre a quién beneficia estos atentados, estos actos criminales, y también en manos de quién o quiénes hemos dejado la seguridad, nuestra seguridad.

No cabe en cabeza humana que podamos permitir que estos “iniciados” criminales burlen el sistema de control de todas las libertades del mundo con sus servicios de inteligencia a pleno rendimiento y en estado de máxima alerta.

¿Quién no sabía que esto estaba en el manual de los terroristas después de las últimas detenciones registradas hace tan solo unos días en la misma capital belga?

Cuesta trabajo creer en tanta ineficacia, porque si esta es una realidad, la pregunta resulta evidente: ¿para qué queremos estos servicios de inteligencia?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Me encanta este artículo por su valentía y por decir lo que casi todos pensamos.
    Su expresión es clara y contundente.
    Muy bieeennnn!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − 3 =