La jueza de Valdemoro que investiga el incendio en el almacén de neumáticos de Seseña, (Toledo) sospecha cada vez más de que el mismo fue provocado. Por eso ha pedido a las cuatro grandes operadoras telefónicas que faciliten las llamadas realizadas en la zona los días anteriores al 13 de mayo, cuya noche se inició el fuego.

Uno de los indicios más consistentes que obran en poder de la jueza es la grabación efectuada por las cámaras del AVE, cuyas vías transitan muy cerca del lugar donde ocurrió el siniestro. En las mismas se puede ver cómo un coche transita por una carretera que conduce al cementerio de neumáticos media hora antes de la primera llamada a emergencias anunciando el incendio. Ese mismo coche vuelve a ser detectado en sentido contrario. La jueza quiere interrogar al conductor del vehículo porque su testimonio puede ser muy valioso para esclarecer los hechos. Es más, podría ser el autor material de un incendio que se inició, según los informes de la Guardia Civil en varios puntos diferentes.

Asimismo está el testimonio de dos personas que dicen haber visto a dos individuos sin identificar transitando por los alrededores de la zona siniestrada. Todos estos datos son los que han llevado a la jueza a pedir a las operadoras telefónicas la relación de “llamadas, SMS o cualquier tipo de conexiones de datos” registrados en 152 repetidores cercanos a la zona.

El incendio del cementerio de neumáticos de Seseña comenzó en la madrugada del 13 de mayo pasado. Tardó casi un mes en ser extinguido El intenso humo negro generado por la combustión de los neumáticos obligó a evacuar durante un día a la población de El Quiñón, la urbanización diseñada por “El Pocero”, que se encuentra a menos de medio kilómetro.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =