El 14 de enero de 1992 se puso en marcha por primera vez el Ibex35, el índice de referencia nacional que está formado por las 35 compañías más líquidas que cotizan en la Bolsa española y es un índice ponderado por capitalización bursátil, lo que quiere decir que no todas las empresas tienen el mismo peso.

Así, 25 años después, el Ibex35 se ha convertido en todo un referente donde la política tiene mucho que decir. La Bolsa española ha sido protagonista en los últimos tiempos en el plano político, ya que la formación liderada por Albert Rivera, Ciudadanos, ha sido identificada como el partido del Ibex35. Una situación que además es avalada por el gran apoyo de las empresas que conforman el índice, a pesar de que Rivera haya rechazado en varios momentos que su partido se venda al poder económico.

En cuanto a la evolución de la Bolsa, poco o nada tiene que ver este hecho. “La verdad es que no ha sido ni positivo ni negativo. La bolsa española la mueven principalmente los inversores internacionales y la mayoría de ellos no sabe ni quién es Albert Rivera”, explica Felipe López Gálvez, analista de Self Bank.

Aunque Ciudadanos ha sido identificado como el partido del Ibex35, la mayoría de inversores internacionales no sabe quién es Albert Rivera

Es más, es la política internacional la que tiene un mayor peso; más que la nacional. “Es curioso, pero lo cierto es que la situación política de España ha tenido un impacto muy limitado en el Ibex. Durante el año que tuvimos un Gobierno en funciones España siguió creciendo el 3% y ha creado empleo como nunca antes. El Ibex está más pendiente de Mario Draghi y Theresa May que de la política nacional”, comenta López.

Y prueba de ello es que el mejor día de la Bolsa fue el 10 de mayo de 2010, con una subida del 14,43%, tras diversas decisiones de organismos europeos alrededor del euro, mientras que el Brexit fue el culpable de la mayor caída: el 24 de junio de 2016 el Ibex35 perdió un 12,35%.

Por otro lado, el ejercicio más alcista fue 1993 con una ganancia del 54,2%, seguido de 1996 que subió el 41,97%. Pero los peores balances anuales fueron en 2008 con una caída del 39,43% y 2002 que perdió el 28,11%.

La situación de interinidad política de España ha tenido un impacto muy limitado en el Ibex 35

 

El futuro del Ibex35

El selectivo español Ibex 35 terminó el 2016 por debajo del nivel en el que comenzó y pierde un 2% anual. No ha sido capaz en 12 meses de remontar hasta los 9.544 puntos que tenía la Bolsa al cerrar el parqué en 2015. Tras un 2016 convulso, las perspectivas son más positivas apoyadas por la recuperación económica y muy expuesto a lo que ocurre fuera de nuestras fronteras.

“El carácter cada vez más internacional de nuestras empresas lo convierten en un índice muy sensible a lo que sucede en el resto del mundo. La exposición del Ibex al mercado latinoamericano es considerable, ya que un 22% de los ingresos de las empresas del Ibex proviene de allí”, analiza López.

Desde el punto de vista sectorial, “el peso que tiene el sector financiero (35%) lo convierte en un índice muy dependiente de los bancos. Se podría afirmar que, si a los bancos les va bien, al Ibex también”, apunta el analista de Self Bank, quien advierte que, si se prolonga el aumento de la inflación y suben los tipos en el medio plazo, los bancos serían los más beneficiados.

El 22% de los ingresos de las empresas del Ibex proviene de Latinoamérica

No obstante, las decisiones políticas en Europa o fuera del Viejo Continente también condicionarán la evolución de este índice durante 2017, pero también en los próximos años.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + Nueve =