Son 821 millones de personas las que padecen hambre en el mundo según la FAO, un estudio difundido  este mes de septiembre denominado: “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018″, detalló que al menos una de cada nueve personas sufre de malnutrición, situación que ha aumentado en los últimos tres años.

Más de 150 millones de niños menores de cinco años presentan problemas en su crecimiento por malnutrición, principalmente, en África y Asia.

Está claro que el capitalismo como sistema no ha podido resolver los grandes problemas de la humanidad: El derecho al trabajo, alimentación, salud  y a la vivienda. Por ello son millones de hombres y mujeres de todo el mundo que se desplazan de sus países, en busca de una vida digna.

En lo que se refiere a las distintas formas de malnutrición, coexistentes en numerosos países, más de 50 millones de niños tienen un peso demasiado bajo para su estatura y otros 38 millones sufren sobrepeso.

La obesidad en adultos sigue agravándose y afectaba en 2016 a más de 672 millones (uno de cada ocho), y la anemia entre las mujeres en edad fértil, también al alza, era un problema para 613 millones (una de cada tres).

 

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, denunció  ayer en la cumbre sobre la paz dedicada a la memoria de Nelson Mandela, que los anuncios de mayores gastos militares “lanzarán al mundo una nueva carrera armamentística”, unos recursos que se necesitan “para construir un mundo de paz”.

En su estreno ante la Asamblea General de la ONU, Díaz-Canel se dirigió a los mandatarios del mundo para alertar que: “no puede haber desarrollo sin paz y estabilidad, ni paz y estabilidad sin desarrollo”, por lo que recordó la prioridad que supone combatir “el hambre crónica, la insalubridad, el analfabetismo, los altos índices de mortalidad infantil, las muertes por enfermedades prevenibles”.

El presidente Cubano que acaparó todas las miradas de este encuentro internacional, señaló: “Los desplazados y los hambrientos huyen de las guerras hacia los países de la abundancia gracias al saqueo de nuestros pueblos, son víctimas de una segregación silenciosa y silenciada”, añadió el líder cubano, quien cree que “queda mucho por hacer para que se hagan realidad los sueños de Mandela”.

El propio Papa Francisco declaró en este sentido: “Es una escándalo que todavía haya hambre y malnutrición en el mundo. Nunca pueden ser considerada un hecho normal al que hay que acostumbrarse, como si formara parte del sistema”

 

El fallecido Comandante en Jefe de la Revolución Cubana en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, efectuada en la sede de la FAO, Roma, 16 de noviembre de 1996, denunciaba: “El hambre, inseparable compañera de los pobres, es hija de la desigual distribución de las riquezas y de las injusticias de este mundo. Los ricos no conocen el hambre. El colonialismo no fue ajeno al subdesarrollo y la pobreza que hoy sufre una gran parte de la humanidad. Tampoco son ajenos la hiriente opulencia y el derroche de las sociedades de consumo de las antiguas metrópolis que sumieron en la explotación a gran parte de los países de la Tierra. Por luchar contra el hambre y la injusticia han muerto en el mundo millones de personas.”

Ernesto Guevara en sus múltiples discurso y artículos fue denunciando el hambre en el mundo, señalando claramente quienes eras los responsables de este flagelo. En su histórico discurso de Argel señaló: (…) “Desde que los capitales monopolistas se apoderaron del mundo, han mantenido en la pobreza a la mayoría de la humanidad repartiéndose las ganancias entre el grupo de los países más fuertes. El nivel de vida de estos países está basado en la miseria de los nuestros; para elevar el nivel de vida de los pueblos subdesarrollados, hay que luchar pues, contra el imperialismo. Y cada vez que un país se desgaja del árbol imperialista, se está ganando no solamente una batalla parcial contra el enemigo fundamental, sino también contribuyendo a su real debilitamiento y dando un paso hacia la victoria definitiva.”

Desde la Internacional Guevarista nos reafírmanos en el pensamiento de Ernesto Guevara y hacemos suyo su pensamiento anticapitalista y su lucha por el socialismo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × uno =