Mariano Rajoy se ha pasado el año que se ha mantenido como presidente interino pidiendo a gritos salir del bloqueo a que se encontraba sometido su ejecutivo, por la necesidad de tomar decisiones imposibles de adoptar en una situación interina como la que estábamos viviendo. Ahora ya tenemos gobierno con capacidad de gobernar. En primer lugar habrá que trabajar en la confección de los presupuestos para el año que viene y en las medidas en materia de estabilidad financiera exigidas por Bruselas. Pero hay casi cien disposiciones tan urgentes o más que deben salir adelante en los próximos días.

Los agricultores están pendientes de cobrar las subvenciones contempladas en el Plan de Seguros Agrarios 2016. Y es urgente porque sin ellas no tienen capacidad de desembolsar la prima que las aseguradoras les exigen. Y sin prima no hay seguro. Y sin seguro corren el riesgo de ir a la quiebra en el caso de destrucción de la cosecha.

A mediados del ejercicio, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ordenó bloquear el plan de pagos e inversiones para 2016 visto como se estaban poniendo las cosas en lo que al gasto público se refiere. A partir de esos momentos, salvo las estrictamente necesarias, la administración del Estado dejó de efectuar transferencias que, a día de hoy, todavía siguen pendientes de abonar.

Es el caso, también, de las becas. A estas alturas los estudiantes universitarios que las han solicitado desconocen si se les ha concedido y cuando se les pagarán. Se habla de este mes como plazo límite, pero lo cierto es que las tasas ya se han abonado, o lo están haciendo los que se acogieron al pago fraccionado. Un dinero adelantado del que, por supuesto, no se cobrarán los correspondientes intereses.

La industria eléctrica necesita, con carácter de urgencia, que se apruebe un decreto que regula las nuevas conexiones a la red. El desarrollo de las condiciones para acceder al bono social de la Tarifa de Último Recurso. El desarrollo de la metodología de peajes y cargos de tarifas de acceso. El impulso definitivo del ATC (Almacén Temporal Centralizado). La modificación del reglamento del Dominio Público Hidráulico y la asignación de los superávits de la tarifa eléctrica.

En otras materias, además de normativas legislativas pendientes como la modificación de la Ley General Tributaria, hay que destacar que los ascensos militares y policiales se encuentran bloqueados Así como los programas de material militar, el cierre de instalaciones que han quedado obsoletas, o la decisión sobre el relevo de Félix Sanz Roldán director general del CNI.

Hay otras transferencias en materia de sanidad infraestructuras, y administraciones autonómicas pendientes de desembolsar. Proveedores, entidades regionales y locales y empresarios se quejan de la tardanza. Hasta ahora la respuesta recibida era que “un gobierno en funciones no puede tomar decisiones en esa materia”. Esa excusa ya no existe. Ahora toca, en el menor plazo posible, comenzar a confeccionar los correspondientes decretos y órdenes ministeriales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Pues que va a ser. Primero premiar a los fieles, aun los censurados por toda la oposición, con cargos y talonarios, después organizar solemnes sesiones de apertura en el Congreso, con el rey que promulgaron PP y PSOE, es decir PPSOE, al margen de la Constitución, y todo rematado, posiblemente, con algún rigodón en palacio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + 17 =