El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un Real Decreto por el que vuelve a indultar parcialmente a María Salmerón, la mujer que debía entrar en prisión para cumplir cuatro meses por un delito de desobeciencia ya que no acató el régimen de visitas de su hija con el padre, condenado por violencia de género.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado en la rueda posterior al Consejo que de este modo Salmerón recibe un indulto parcial por el que se conmuta la pena de privación de libertad por 30 días de trabajos en servicio de la comunidad dadas las “circunstancias excepcionales” que concurren en su caso. Es el segundo indulto parcial que el Gobierno concede a esta víctima de malos tratos.

Salmerón tendría que haber ingresado el pasado miércoles 20 de julio en prisión por el impago de varias indemnizaciones a su exmarido, condenado por maltrato hacia ella, y por incumplir el régimen de visitas de la hija de ambos. En total, Salmerón debe afrontar una suma de 60.000 euros, una cantidad que afirma no puede hacer frente.

Sáenz de Santamaría ha explicado que el Consejo de Ministros “no ha concedido un indulto por violencia de género en toda la Legislatura” porque se guía por su “política penal y penitenciaria” y, en virtud de la misma, ha considerado que “no se pueden dar indultos por delitos en el ámbito de la violencia de género”.

“En este caso por las especiales circunstancias, nos parecía más oportuno conmutar el ingreso en prisión por un tiempo de trabajo en beneficio de la comunidad”, ha añadido.

Salmerón, por su parte, explicó a Efe esta misma semana que su abogado le había comunicado que la juez encargada del caso había admitido a trámite el recurso presentado por el letrado, dando traslado a la Fiscalía y a la acusación particular, que aún no se había pronunciado al respecto. Este recurso se basa en un defecto de forma, ya que la juez de lo Penal número 13 de Sevilla rechazó inicialmente el recurso porque entendía que Salmerón es “una delincuente reincidente”, pero al no tener ninguna condena posterior a la que pesa sobre ella “no se podía hablar de reincidencia”.

María Salmerón ha señalado también que su abogado le ha comunicado que el recurso ha hecho que no haya una comunicación formal para entrar en prisión, de modo que no tuvo que acudir a los juzgados como inicialmente tenía previsto.

La mujer, de 51 años, se benefició el pasado 5 de febrero de un indulto parcial por el Consejo de Ministros respecto a una primera condena, de las tres que pesan sobre ella, y sustituyó la pena de prisión por trabajos en beneficio de la comunidad al considerar que la protección de los derechos del menor están, en este caso, por encima del cumplimiento del régimen de visitas del padre.

María Salmerón tiene pendiente de pagar varias indemnizaciones a su exmarido, que suman 60.000 euros, una cantidad que ha asegurado que no puede afrontar. Este impago fue, precisamente, lo que hizo que tuviese que afrontar la orden de entrada en prisión, al generar antecedentes penales por el impago de una cantidad de dinero prevista en una sentencia por lo penal.

Su historia empezó en 2001, cuando tuvo a su hija tras dos años de matrimonio; después se separó y llegó a perder la custodia de la niña, que recuperó un año después, por los incumplimientos del régimen de visitas paternales.

María Salmerón fue premiada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad por su lucha contra los malos tratos con su participación en documentales con víctimas reales de violencia machista.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =