El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha indicado este martes que el Gobierno se ha comprometido con Bruselas a establecer en 2017 un tipo mínimo en los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades para elevar la recaudación en 6.000 millones de euros y asegurar así que el déficit público se sitúe por debajo del 3% el próximo año.

Así figurará en el texto de alegaciones que este miércoles mismo presentará España a la Comisión Europea por el procedimiento de déficit excesivo contra España al haber excedido el objetivo de 2015, en el que también se incluirá un ahorro en 2017 de 1.500 millones de euros por el pago de intereses de la deuda, así como una mejora de la recaudación prevista por la lucha contra el fraude fiscal, que no precisó.

“Nosotros lo que vamos a señalar es el compromiso claro de España para reducir el déficit público por debajo del 3% en 2017 y la medida fundamental para ello será una modificación de los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades, estableciendo un tipo mínimo a partir de un cierto umbral”, subrayó Guindos, quien añadió que se trata de un compromiso de este Gobierno, que tendrá que aprobar el nuevo Ejecutivo de cara a los Presupuestos del próximo año.

De Guindos afirmó, no obstante, que está convencido de que la multa a España “será cero”, dado que sería una “paradoja importante” que a la economía “que más crece y más crea empleo, y mejor comportamiento está teniendo” se le impusiera una multa.

A este respecto, los ministros de Economía y Finanzas de la UE, el llamado Ecofin, han confirmado que España y Portugal no han cumplido sus compromisos para reducir su déficit público, con lo que se inicia ahora el proceso para sancionarlos. “El Consejo considera que Portugal y España no han tomado medidas efectivas en respuesta a las recomendaciones (que se les hizo) sobre medidas para corregir su déficit excesivo”, apuntan los países miembros en un comunicado, en el que recuerdan que ahora se “desencadena” el proceso para imponerles una multa, que puede oscilar entre el 0,2 % de su PIB y cero euros.

El Ecofin ha confirmado que España y Portugal no van a reducir su déficit por debajo del 3% de su PIB en el plazo acordado y que el esfuerzo fiscal hecho tanto por el Gobierno español como por el luso durante 2015 se quedó “significativamente por debajo de lo recomendado”.

Por tanto, la Comisión Europea (CE) tiene ahora 20 días para recomendar una sanción a ambos países, que cuentan a su vez con diez días para presentar sus alegaciones y tratar de lograr que se reduzca la multa. Una vez que la Comisión presente su propuesta de multa, el Consejo de la UE contará con otros diez días para oponerse a la misma, de modo que si no lo hace, se aplicarán.

“Estoy seguro de que al final tendremos un resultado inteligente”, aseguró Peter Kazimir, ministro de Finanzas de Eslovaquia, país que ostenta este semestre la presidencia del Consejo de la UE. España se había comprometido a reducir su déficit el año pasado hasta el 4,2 % de su PIB pero se desvío hasta el 5,1 % -si se cuenta la ayuda financiera a la banca-, con lo que el país se alejó definitivamente de situar el déficit en el 2,8 % en 2016, tal y como era su objetivo.

El país podría recibir una multa máxima de 2.200 millones de euros, pero aspira a que se reduzca a cero euros y prevé presentar este mismo miércoles sus alegaciones en este sentido, informa Efe.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 3 =