El último consejo de Ministros indultó a José Manuel Magdaleno, un promotor inmobiliario que estafó a varias familias a las que les pedía adelantos para la compra de vivienda en urbanizaciones y que sabía que nunca iba a construir. Fue condenado en 2012 por la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife a tres años y seis meses de prisión, a devolver el dinero estafado y a pagar indemnizaciones a sus víctimas, además de a inhabilitación especial durante el tiempo de la condena para actividades de promoción y construcción inmobiliaria.

Gracias al indulto, la condena queda en dos años y ya podría volver a ejercer. Eso sí, debe pagar lo estafado y las sanciones impuestas.

Los hechos, según la reza la sentencia, ocurrieron en 1999. Durante esa época, llevó a cabo cinco promociones de viviendas en Tenerife a través de Archipiélago de Viviendas S.A. Durante el juicio sólo se demostró que hubo estafa continuada en tres de ellas.

El juez consideró que, aunque era consciente de que no iba a construir las viviendas y que su mala situación económica le había llevado ya a promover obras con anterioridad que no había llevado a cabo, estafó a varias familias vendiéndoles sobre plano casas en nuevas urbanizaciones, a las que reclamaba adelantos por anticipado. En todos esos casos, según la sentencia, queda probado que no se trataba de un caso en el que al final no pudiera hacer frente a la construcción, sino que, desde el principio, el condenado lo hacía con el “ánimo de obtener ilícito beneficio a costa del patrimonio ajeno”.

Además, la sentencia narraba que esas cantidades reclamadas a los compradores “no eran invertidas en la construcción de las viviendas objeto de las compraventas en cuanto que ni siquiera llegó a iniciar su construcción, en unas ocasiones y, en otras, se quedaba en una mera puesta en escena”.

En algunos casos no contaba con proyecto de edificación o ni siquiera solicitaba la licencia de obras. En algunos casos vendía las viviendas sobre planos realizados por arquitectos que nunca cobraron o adquiría terrenos a cambio de viviendas en la futura urbanización. Ante las quejas insistentes de los compradores por la tardanza, el condenado les mentía o resultaba ilocalizable. Además, “ni tenía intención de devolver ni devolvió nunca el dinero recibido”. Jamás invirtió dinero alguno en esas construcciones.

Este indulto forma parte de una ronda de 12 que el Gobierno aprobó en el Consejo de Ministros del 30 de diciembre, el último del año. En ninguno de ellos se especifica que razones han llevado a aprobar las medidas de gracia, como sí se hizo en ocasiones anteriores.

En total, durante 2016, el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy ha concedido 27 indultos: los 12 de hoy más los 13 de Semana Santa, cuando aún estaba en funciones, y que incluían a un hombre que estafó durante años a su socio y dos indultos a María Salmerón.

En la ronda publicada hoy los agraciados son un condenado por delitos contra el medio ambiente –contaminación acústica—, dos por delitos contra la salud pública, dos por lesiones, dos por falsedad en documento oficial —uno de ellos un funcionario—, tres por insolvencia punible, uno por estafa y otro por delito societario de administración desleal.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − diez =