–   La consejera de Hacienda destaca la utilidad de un servicio del que el año pasado se beneficiaron 47.146 personas

–   En 2015 entró en vigor el nuevo tramo autonómico del IRPF para los ingresos más bajos y dos deducciones que favorecen a las familias con hijos


El Gobierno de Asturias y la Agencia Tributaria han puesto en marcha un año más el programa que llevan a cabo de manera conjunta para ayudar a los contribuyentes a cumplimentar la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El servicio se mantendrá hasta el próximo 30 de junio.

Las plataformas conjuntas entran hoy en funcionamiento en las oficinas de Oviedo, Avilés y Gijón, esta última con la colaboración del Ayuntamiento. El servicio de asesoramiento estará disponible a partir de próximo jueves en otras seis localidades: Pola de Laviana, Llanes, Navia, Pola de Siero, Tineo y Vegadeo. Por las nueve oficinas se distribuirán los 32 especialistas en asesoría fiscal que, a través del convenio que se reedita entre el Principado y el Colegio de Economistas de Asturias, reforzarán el equipo técnico que atiende a los usuarios.

La consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo, ha valorado el programa de colaboración que desarrollan el Ejecutivo autonómico y la Agencia Tributaria desde 1997 por su utilidad para los contribuyentes, algo que queda demostrado en la importante demanda que genera: en 2015 se solicitaron 47.146 citas previas.

Carcedo ha visitado hoy la oficina de Oviedo, junto con la directora general de Finanzas y Economía, Mar García Salgado; el delegado de la Agencia Tributaria en Asturias, José Ignacio Rollán, y el decano del Colegio de Economistas, Miguel de la Fuente.

La campaña de la renta de 2015 cuenta con varias novedades, concretamente la rebaja de la tarifa autonómica del impuesto del IRPF y dos nuevas deducciones. El 1 de enero de 2015 entró en vigor un nuevo tramo de tributación -de 0 a 12.450 euros- al que se aplica un tipo marginal del 10% en lugar del 12% previo. Con esta rebaja, se incrementa la progresividad del impuesto, favoreciendo especialmente a las rentas medias y bajas.

Las dos nuevas deducciones están dirigidas a familias con hijos. En primer lugar, se establece una del 15% en los gastos en los centros de 0 a 3 años, con un límite de 330 euros por cada hijo, siempre que los contribuyentes no excedan de una base imponible de 25.009 euros, en el caso de una declaración individual, o de 35.240 euros en una tributación conjunta. Las estimaciones prevén que se puedan beneficiar unas 9.000 personas.

La segunda deducción se aplica al coste de los libros de texto y material escolar, con un límite de entre 50 y 100 euros por hijo en función de la renta del contribuyente. El límite será de hasta 150 euros para familias numerosas. Se prevé que esta deducción favorecerá a unos 24.700 declarantes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − once =