(de izqda. a dcha.): el director del Centro de Investigaciones del Transporte de la Universidad Politécnica de Madrid, Andrés Monzón; la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández; el director general del CTA, Carlos González, y el director de Planificación Estratégica y Explotación del Consorcio Regional de Transporetes de Madrid, Dionisio González.

–   La consejera de Infraestructuras apuesta por un cambio en el reparto de modos

–   Belén Fernández reivindica una oferta ferroviaria competitiva en tiempos, frecuencia y calidad, con inversiones y mejoras en la explotación


La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, ha emplazado a la Administración central y a los ayuntamientos a trabajar coordinadamente en la elaboración de un plan de movilidad sostenible del área metropolitana que evite conflictos entre los reglamentos de ámbito autonómico y municipal, y ofrezca un mejor servicio público a los ciudadanos.

Según ha anunciado Fernández, el Principado está elaborando el pliego que recoge las condiciones técnicas del documento con el objetivo de licitar su redacción este mismo año. ”Pretendemos que el plan identifique las infraestructuras y servicios de interés metropolitano, con encuestas de movilidad que orienten las propuestas, y se convierta en el texto de referencia para guiar la acción pública y privada hacia un modelo de movilidad alternativo al actual, que prime la intermodalidad, sea más eficiente, respetuoso con el medio ambiente y aproveche los recursos desde el punto de vista territorial y social de forma más racional”, ha explicado.

Entre los objetivos de este documento destacan los de garantizar que todas las personas, y particularmente las de movilidad reducida, tengan mayor accesibilidad al territorio, así como la creación de un sistema de transporte que se adapte a las necesidades de los viajeros habituales, minimice los costes sociales y medioambientales, y relegue el vehículo privado a favor del transporte público.

Fernández ha destacado la importancia de los servicios ferroviarios de cercanías, para cuya mejora, la Ley de Transporte y Movilidad Sostenible, en la que también trabaja el Principado, incluye un sistema asturiano de ferrocarril, configurado por las infraestructuras y servicios ferroviarios con independencia de su titularidad, que fomente un transporte universal con condiciones adecuadas de rapidez, frecuencia, calidad y comodidad. “Es un potencial que debemos aprovechar y que hoy se está desperdiciando, ya que la ocupación del ferrocarril en el área central no sale bien parada en comparación con la de otras áreas metropolitanas españolas y, aún menos, europeas”, ha explicado la consejera.

También ha admitido que en esta materia, “falta una oferta competitiva, en tiempos, frecuencia, calidad y accesibilidad a modos complementarios. En unos casos es cuestión de mejoras en la explotación, en otros, se necesitan también inversiones en las infraestructuras, y urgen tanto unas como otras”.

El área central de Asturias es un ámbito territorial específico a efectos de movilidad, caracterizado por la concentración poblacional y de actividad económica, y en el que concurre un interés metropolitano que exige la coordinación integrada del transporte público, tanto entre la fase urbana e interurbana de los viajes, como entre los diferentes modos de transporte. En este sentido, el avance de las directrices subregionales de ordenación de esta área incluye una directriz específica referida a una movilidad más sostenible e intermodal, que estimule los desplazamientos en bicicleta y peatonales, impulse los modos públicos colectivos entre ciudades en detrimento del coche y apueste por la mejora de las infraestructuras y servicios del ferrocarril.

Este texto, actualmente en fase de alegaciones, defiende la universalización del billete único para unificar la diversidad de títulos, tarifas y mapas de zonas, y apuesta por la intermodalidad como buque insignia del transporte sostenible, con la integración y penetración del ferrocarril en las ciudades, para lo que se precisa que se ejecuten operaciones pendientes, como la de Avilés o el plan de vías de Gijón. Estas medidas deberán realizarse al mismo tiempo que otro tipo de acciones encaminadas a frenar o controlar el crecimiento desordenado y el desarrollo urbano difuso o disperso de las ciudades y sus entornos.

Belén Fernández ha realizado estas declaraciones durante la inauguración en Oviedo de una sesión monográfica sobre transporte y movilidad en las áreas metropolitanas, que ha contado con las ponencias del catedrático de Transportes y director del Centro de Investigación del Transporte de la Universidad Politécnica de Madrid, Andrés Monzón, y del director de Planificación Estratégica y Explotación del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, Dionisio González.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + uno =