El Gobierno da marcha atrás y liquidará la CNMC

Competencia se dividirá en varios reguladores de los mercados

0

El experimento de la unificación de los diferentes reguladores de los mercados en uno solo, la CNMC, ha fracasado. La idea, llevada a cabo por Luis de Guindos, sólo ha servido para que el organismo resultante haya sido ineficaz desde su puesta en funcionamiento, en 2013, y un continuo quebradero de cabeza debido a las divisiones internas que han llegado, incluso, a la inoperancia a la hora de tomar decisiones. Ahora se prepara una “ley de secesión” que estará lista antes de que finalice el primer trimestre.

Se desconoce si se volverá al sistema anterior a la creación de la CNMC, es decir a la Comisión Nacional de la Competencia, la Comisión Nacional de la Energía, la Comisión Nacional de las Telecomunicaciones, la de los Servicios Postales, el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales y el Comité de Regulación Aeroportuaria y Ferroviaria. De momento, los únicos pasos los han dado los implicados en la nueva operación. En especial, la Asociación para la Defensa de la Competencia, una entidad que representa a los grandes bufetes de abogados, que ha pedido ser oída en las decisiones que se adopten por considerarse parte interesada. “AEDC propugna que, con los plazos adecuados para que no se demore la posible reforma, se siga un procedimiento de consulta pública, a fin de concitar un amplio consenso tanto entre los grupos parlamentarios como en la sociedad civil“, manifiesta la asociación en un comunicado.

Y poco más. El Ministerio de Economía perfila la forma en que se dividirá la CNMC. Pero previamente deberá pactar con PSOE y Ciudadanos. El problema que ha surgido es que ambas formaciones exigen, con anterioridad a la partición, entrar en el organismo. De los ocho consejeros de que se compone, seis fueron designados a propuesta del PP y dos de los nacionalistas vascos y catalanes. Socialistas y liberal-progresistas quieren acceder antes de la reforma para situarse en mejores condiciones. Hay que recordar que en 2013, el PSOE de Pedro Sánchez se negó a participar en este organismo por no haber sido consultados a la hora de perfilarlo en la Ley de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado, la Lofage, que dio lugar a la unificación.

Ahora puede volver a recuperar esta participación. Sobre todo después de la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia, que ordena reponer en su puesto al que fue presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Bernardo Lorenzo, y al ex consejero Xabier Ormaechea, ambos destituidos cuando se produjo la integración de los reguladores. Lorenzo es una persona próxima al PSOE. Ormaechea, representante del PNV.  Su vuelta al consejo de la CNMC puede satisfacer las pretensiones socialistas, en parte. PSOE y C, s exigen cuatro puestos en el consejo para la oposición, y que el PP se quede con los otros cuatro como máximo. Esta composición sería más acorde con la del parlamento.

En la actualidad, tres de los consejeros están en funciones y otros tres deberán cesar en otoño de seguir las cosas como están. Así pues, la oportunidad para la “renovación” previa a la “reforma” es posible.  Otra cosa es la situación del actual presidente de la CNMC, José María Marín Quemada. Muy polémico y cuestionado internamente, Luis de Guindos ha dejado en sus manos la negociación con la oposición parlamentaria del reparto de vocalías y la reforma futura del organismo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cinco =