El futuro nos espera, de José Antonio Gómez, un thriller de política-ficción que no nos dejará levantarnos del sillón

0

La política y la literatura siempre han ido de la mano. Autores como Pío Baroja, Emile Zola, Benito Pérez Galdós, Pablo Neruda, Miguel Ángel Asturias o Manuel Vázquez Montalbán han sido algunos de los referentes en la utilización de la temática política en sus obras. Ahora ha llegado a nosotros la última novela de nuestro columnista José Antonio Gómez: El futuro nos espera. En este libro se nos plantea una situación en la que un Presidente democrático, elegido a través del sufragio universal, decide dar un Golpe de Estado tras perder las Elecciones Generales del año 2.019.

La acción se desarrolla en una España donde el Partido Conservador ha detentado el poder durante ocho años, dos legislaturas, imponiendo un régimen cuasi-dictatorial, incluyendo una prórroga de la legislatura tras los primeros cuatro años de gobierno. En este periodo se restringen derechos sociales, se derogan de facto las libertades civiles y se implanta un sistema económico donde se da preponderancia a los valores de la teoría del tea-party norteamericano sobre las necesidades reales de los ciudadanos. Con este bagaje se llega al año 2.019 donde se da al pueblo la posibilidad de elegir libremente su futuro. A pesar de que el Presidente y su equipo creen que la victoria va a ser arrolladora, las cosas se tuercen y los españoles deciden que sea Sergio Pan, el líder de una coalición de partidos y plataformas progresistas, con el apoyo de una confluencia de centro, encabezada por Martha Golfín, quien sea el nuevo Presidente de Gobierno. En ese instante se activa la «Operación Office», un Golpe de Estado para imponer en España una dictadura de corte neofranquista.

En la noche electoral Sergio Pan es rescatado por Aurelio Ayón, un policía jubilado quien, en medio de toda la operación de toma del poder, saca a los principales líderes políticos de Madrid y los conduce al Refugio Real, una antigua construcción del siglo XVIII construida por Carlos IV por si fuera necesaria su salida del país en caso de que estallara una revolución similar a la francesa. Este lugar fue remozado y adaptado por Franco por si la II Guerra Mundial se tornaba en su contra y, de este modo, escapar. Allí permanecen unos meses preparando lo que podríamos llamar el «Contra-Golpe» para devolver a los ciudadanos el estado democrático que Cromacio Vila, el Presidente, les ha hurtado.

Esta es una breve sinopsis del argumento principal sobre el que se asienta la novela. Todo ello encuadrado en un ambiente de oscuridad y de clandestinidad. Hay que resaltar un aspecto que el propio autor nos ha declarado: la autocensura a la que se ha visto sometido respecto a la primera versión del texto que «era mucho más fuerte y directa». Este proceso de reescritura provocó que la finalización de El futuro nos espera coincidiera con el lanzamiento de Josaphat. Su intención era la de esperar al verano para publicitar la novela pero los acontecimientos políticos actuales le ha obligado a adelantar el lanzamiento. «Ahora nos encontramos en un momento muy delicado para nuestra democracia sobre todo porque podremos comprobar si los cimientos que se pusieron en la Transición soportan una situación que nadie había pensado que se podría dar: la polarización», afirma con rotundidad José Antonio Gómez.

No se trata de una novela compleja desde un punto de vista de técnica literaria. Hay dos acciones paralelas que muestran cómo van viviendo los acontecimientos los dos bandos, el del poder y el de la oposición clandestina. Según va avanzando la acción vamos viendo cómo las piezas van encajando en el rompecabezas que el autor nos ha planteado y, sobre todo, va posicionando al lector hacia un final que espera pero que, de repente, se rompe. Nada de lo que parecía en un principio es lo que sucede. Personajes que estaban en un bando desaparecen o se desdibujan, mientras que otros que apenas tenían relevancia ganan todo el protagonismo. Este es el momento en que el corazón del lector da un vuelco y provoca que el interés se multiplique. «Es el instante en que todo el que la ha leído exclama “¡Qué hijo de puta!”», dice el autor al referirse a ese instante.

Los personajes tienen un aire folletinesco. «Aunque la intención no era la de hacer una novela de buenos y malos, tengo que reconocer que en la creación de los personajes y en su desarrollo me he visto obligado a darles ese carácter: los buenos, lo son, incluso llegando a la idiotez, y los malos son malísimos. Es una forma de recalcar el mensaje que quiero lanzar: la democracia es patrimonio de todos y todos estamos obligados a alimentarla para que no muera», dice José Antonio. Según él «un sistema de libertades como el nuestro muere de inanición si el pueblo no se implica de manera directa o indirecta en la política diaria. El apoliticismo o el pasotismo llevan a que si se llegara a producir un hecho tan grave como el que narra la novela nadie se rebelaría. Algo que, guardando las distancias, hemos visto durante los últimos cuatro años».

Una gran novela, un gran texto, un thriller que nos mantendrá pegados al sillón porque engancha. La acción no te deja respirar y los distintos golpes narrativos, los cambios de dirección de la trama, los diferentes narradores y el juego constante con la psicología del lector hacen de El futuro nos espera una novela que no puede dejar de tener entre las manos.

El futuro nos espera se encuentra disponible en:

http://www.amazon.es/futuro-espera-Jos%C3%A9-Antonio-G%C3%B3mez-ebook/dp/B019B4N3L8/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1454933571&sr=8-1&keywords=el+futuro+nos+espera

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + Trece =