A nadie se le escapa, por poco que se sepa de los procesos internos de un partido político, cuáles son los cargos orgánicos e institucionales más cercanos a la militancia; es por eso que cuesta entender que en el acto que celebró Abel Caballero en Madrid con Susana Díaz, muchos hayamos identificado en los gráficos a más de un Secretario General o de Organización, además de Alcaldes y Concejales socialistas.

La militancia contra los cuadros o los cuadros contra la militancia; así es cómo se percibe desde las bases el delicadísimo momento que estamos viviendo en el PSOE.

La estrategia política deja poco o nulo espacio a la espontaneidad. Todo está milimétricamente controlado y, es por eso que la Gestora Federal del PSOE se encuentra totalmente desconcertada con la respuesta de las bases, que, como si de una revolución se tratase, despertaron del letargo al día siguiente de la somanta autoritaria que recibieron el día del Comité Federal del 1 de Octubre.

El denigrante espectáculo dado, el vapuleo al que sometieron al Secretario General elegido en urnas, las bochornosas actuaciones, declaraciones y decisiones políticas inéditas de la eventual dirección del partido, no sólo no han apagado el fuego, sino que lo han avivado provocando un monumental enfado que a mi juicio, los okupas de Ferraz no saben gestionar.

Los fontaneros de la Gestora están a tope de trabajo: conversaciones con el PSC para poder controlar el censo catalán; cuotas que no se están pasando al cobro para generar morosos inconscientes, con la consiguiente pérdida de sus derechos como militante; actos amparados en Instituciones con el fin de ensalzar la figura de una supuesta precandidata; expedientes por el “calentamiento” de algún socialista en redes sociales; declaraciones cargadas de prepotencia por parte de cargos institucionales que, con poca agudeza intelectual, menosprecian a los que siempre ostentamos la mayoría en el partido; contraprogramaciones sin sentido a los actos de los militantes y, sobre todo, la que ya parece consigna, despreciar y hacer caso omiso a todo lo que venga de abajo en lo que a la escala jerárquica del partido se refiere.

La poca humildad y comprensión que están manifestando los artífices de la situación actual en el PSOE, va a ser su fin; en caso contrario, y dicho con dolor, el fin del Partido Socialista.

Si leemos o estudiamos los paradigmas de la nueva política, que como toda ciencia avanza y se amolda a los tiempos, nos encontramos con un elemento, a mi modo de ver esencial para que los mensajes y discursos políticos calen en la sociedad: es imprescindible la autenticidad, es esencial la humanidad y la cercanía, ya no son necesarios los discursos grandilocuentes; lo que el votante demanda es muy sencillo, ¡VERDAD!, y para decir la verdad, no hace falta más que dos cosas: que lo sea y que se entienda. Desechar palabras complejas, trasladar mensajes directos y soluciones que, con rapidez y diligencia, supongan alivio a los problemas que están sufriendo los ciudadanos; explicar cómo vamos a aplicar políticas de izquierda y progreso en las materias más sensibles para mantener el ya muy tocado Estado de Bienestar (empleo, educación, sanidad, vivienda…)

Estoy convencida que los dardos de la verdad por cruda que sea, irán directamente al corazón y de ahí a la urna.

El PSOE tiene la oportunidad de oro, dentro del caos que está viviendo, de recuperar credibilidad; los militantes ya no se dejan mangonear, ya no son simples palmeros y trabajadores incansables en las campañas electorales; los militantes han aprendido a organizarse sin necesidad de que nadie les diga por dónde o cuándo; el criterio socialista y solidario se impone en número y, espero se haga valer llegado el momento.

Vamos a invertir los papeles: hasta ahora los socialistas de base hemos sido utilizados por muchos socialistas de carné para representarnos en las Instituciones; ha llegado el momento en el que con una fuerte carga ideológica socialista, con argumento y democracia, llevemos al PSOE a la izquierda como nuestras siglas indican; ahora los que dan un paso al frente para representarnos, serán nuestra herramienta para facilitarle la vida a los ciudadanos, no a ellos.

Como versa la letra del himno de mi tierra, Galicia, “Os tempos son chegados” (es el momento).

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. La compañera Eva Maldonado describe como es la realidad del día a día de nuestro partido, todavía se podrían añadir más tropelías de la gestora como no dejar las Casas del Pueblo a sus propietarios si es para apoyar a Pedro o pedir Primarias; persuasión, digámoslo suavemente para que vayan a los actos que ellos financian a favor de Susana y prohibido apoyar a Pedro. Sus malas prácticas, el no entender que la campaña de derribo que le hicieron a Pedro desde el minuto cero y su colofón con el golpe de mano les ha quitado cualquier derecho, de credibilidad ni hablamos, de ser los representantes de los militantes, del socialismo, del partido. Su permanencia significa el fin del Psoe. Pedro es el candidato que hemos elegido los militantes, con carnet, porque somos los que podemos avalarle, pero también es el candidato de los socialistas sin carnet, de ciudadanos que a lo mejor nunca han votado a este partido pero que la coherencia que ha demostrado ha hecho que se acerquen a él, se interesan por su proyecto. No se lo que pasaría si hubiera elecciones, pero estoy segura que con Pedro recuperaríamos la confianza y si nos atenemos a las últimas con todo a su contra, partido, medios de comunicación conseguimos más de lo esperado, además de que ganamos en comunidades y ayuntamientos, pactando como tiene que hacer un socialista con la izquierda. Pedro ganaría por goleada y el aparato lo sabe por eso mi miedo es grande porque estoy segura que van a intentar cualquier pucherazo, es a lo que están acostumbrados, porque ganar limpiamente no está en su pensamiento. Me preocupa y mucho que no tengamos acceso al número exacto de militantes afiliados porque con ello pueden jugar; son capaces y muestras han dado de ello de afiliar a los que necesiten para avalar a Susana y luego los eliminan cuando pasen las Primarias. Porque visto lo visto, harán todo lo que les sea posible para proteger sus sillones sin importarles la trayectoria del partido, a fin de cuentas ya se han ganado las puertas giratorias por eso pase lo que pase, ellos siempre ganan aunque sea a costa del partido y del significado para lo que fue creado, el partido para los trabajadores.

  2. Clarividente como siempre, pinta mal las primarias, además por todo lo que expones, por el doble uso que se va a hacer de la candidatura de Patxi, si conviene para restarle votos a Pedro, se le dejará presentarse, pero si esos votos fueses necesarios para que Susana alcance su ambición, entonces se le retirará de aspirante.
    Asi de mezquino y de ruín es el comportamiento de ese centenar de Barones, Gestora, y de los comandos Susana y Rubalcaba. Jamás pensé que dentro del llamado socialismo, pudiera anidar almas tan canallas como las que están aflorando.
    Estamos en la texitura o ganamos o nos vamos, o tenemos un partido de y para la izquierda o sobramos los que no somos de la derecha miserable y misógena.
    He podido comprobar que dirigentes próximos comercian con los cargos y sin escrúpulo alguno siguen las directrices del mando, para los que somos libres, de izquierda, solidarios, honestos y socialistas solo tenemos un camino, la victoria en las primarias, la toma de Ferraz en junio y la expulsión de toda esta gentuza del partido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 − dos =