03 03 2016 / Palma / Baleares / juicio caso noos , declara la infanta Cristina

El fuerte enfrentamiento entre Miguel Bernard y Virginia López Negrete ya tiene su primera consecuencia. El secretario general del sindicato Manos Limpias ha dado orden de que no se presente recurso a la sentencia que la Audiencia Provincial de Palma dictará en el Caso Nóos, y de que se aparte a la letrada de toda actividad que todavía mantiene en la organización. Manos Limpias ejerció la única acusación particular contra Cristina de Borbón por lo que el fallo que se dicte podría convertirse en firme, siempre, claro está, que no lo recurra la representación de la hermana del Rey en caso desfavorable para los intereses de ésta.

Según fuentes del entorno de Bernard, éste, que permanece en prisión desde abril pasado, cree que ha sido el Caso Nóos el que más le ha perjudicado. Insiste en que nunca pidió dinero a La Caixa por retirar la acusación y que “todo se debe a las maniobras que llevó a cabo Luis Pineda sin mi consentimiento”. Está claro, según se deducen de estas manifestaciones, que Bernard se encuentra muy afectado por todo lo que le ha sucedido a pesar de las pruebas que existen en su contra en el sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz.

Bernard, de 74 años de edad, ha sufrido un desprendimiento de retina en el centro penitenciario donde se encuentra internado. Además, padece serias dolencias cardiacas. Por tales motivos, su abogado defensor ha pedido la libertad provisional, petición rechazada, hasta ahora, por el juez Pedraz.

Pero, además de su estado de salud, hay otra fuerte razón para pedir su salida de la cárcel. En su entorno aseguran que lo primero que hará es ir al notario para revocar el poder para pleitos que otorgó en el Caso Nóos. Retirar, de manera ordenada, decenas de acusaciones todavía vigentes. Resolver el problema que ha surgido en las demandas que llevaban sus abogados colaboradores los cuales han hecho lo mismo que los de Ausbanc. Retirarse de todos los procesos dejando a clientes sin representación legal, con el perjuicio que ello supone. Y, por último, proceder a liquidar Manos Limpias. Al mismo tiempo se ha ofrecido a declarar otra vez ante el juez Pedraz para contarle todo lo que ha pasado en este asunto, en el cual “se siente víctima de la deslealtad y la codicia de otros”, según señalan en su entorno.

Y es, precisamente, esa “deslealtad” que dice sufrir la que le ha llevado al enfrentamiento con Virginia López Negrete. Acusa a su abogada de haber intentado personarse como perjudicada en la causa de la Audiencia Nacional. Algo que llevó a efecto pero que ha sido rechazado por el propio Pedraz quien, según fuentes de la Udef, está pensando si llamarla a declarar en calidad de “sospechosa”, (la antigua imputada), ya que existen conversaciones telefónicas y correos electrónicos intercambiados con Luis Pineda en los que todo parece indicar que la abogada tenía conocimiento de las extorsiones que se estaban llevando a cabo.

Diario 16 ha intentado ponerse en contacto con el despacho de esta abogada sin éxito en las gestiones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 14 =