Ignacio González recibe la Memoria de actividades de 2012 de la fiscalía superior de la Comunidad.

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, en una llamada ha confirmado que intento detener uno de los registros contra Ignacio González por la Operación Lezo.

Ha insistido que no se refería al domicilio del ex presidente madrileño. Está actuación provocó la rebelión de la junta de fiscales Anticorrupción, y consiguieron que se desarrollara todo el operativo.

Albert Rivera presidente de Ciudadanos pedirá la comparecencia en el congreso del Ministro de Justicia  Rafael Catalá para que dé explicaciones de estas actuaciones, al considerarlas gravísimas. “Queremos una fiscalía independiente”.

Estás irregularidades, tenían el aval del fiscal general del Estado José Manuel Maza, a quien le parecieron bien estas actuaciones y según revela en la ser el propio Moix ordenó por escrito a los fiscales del caso que no ejecutaran uno de los registros para el que ya habían preparado el dispositivo policial pertinente, y que iba a tener lugar en solo unas horas.

Una rebelión de la junta de fiscales, al invocar el artículo 27 del estatuto de la Fiscalía, logró que el fiscal Moix rectificará, y finalmente se llevará a cabo el registro.

El Fiscal Moix es un hombre próximo al PP y en unas grabaciones de la Guardia Civil en verano pasado entre el propio Ignacio González y Eduardo Zaplana, en el que el expresiente celebraba la posibilidad de que Moix pudiera convertirse en el Fiscal Jefe Anticorrupción.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + Doce =