El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, después de dar una conferencia magistral de derecho procesal y su aplicación al Ministerio Fiscal, ha asegurado en la Comisión de Justicia del Congreso que actúa “sin atender a la condición o ideología de la persona acusada”. José Manuel Maza comparece para dar explicaciones tras la polémica suscitada por el papel de la Fiscalía en el caso que afecta al presidente del Gobierno murciano, Pedro Antonio Sánchez, del Partido Popular, los relevos decididos por el Consejo Fiscal, que afectan entre otros al que fuera fiscal jefe en esta comunidad, y las presiones que han denunciado algunos miembros de la carrera que llevan casos de corrupción.

Maza ha insistido en la “independencia” e “imparcialidad” de la institución y ha asegurado que el criterio básico del Ministerio Público es “perseguir la corrupción y aplicar la ley sea quien fuera la persona investigada”.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Justicia se ha referido al tratamiento informativo ofrecido a “ciertas cuestiones” en los últimos días y ha agradecido la oportunidad de “despejar, con datos objetivos e incuestionables, todas las dudas” suscitadas.

Su intervención inicial no ha convencido al Partido Socialista que ha resumido su actuación en Sospecha y Decepción:  “Sospecha de trato de favor y filtraciones al Gobierno”. El representante de Ciudadanos en la Comisión de Justicia, José Manuel Villergas, ha concluido su respuesta a la primera intervención de Maza afirmando: “Le dijimos que le dábamos beneficio de la duda. En tres meses ha dilapidado los beneficios y sólo ha dejado dudas”. Villergas no sabe si serán “casualidades” pero “usted ha retirado de las investigaciones a aquellos fiscales que Juzgan los casos de corrupción del PP, casualmente, el Gobierno que le ha puesto a usted en el cargo”.

El Fiscal prefirió esperar a las replicas para explicar con detalle algunas de las solicitudes de la oposición. De su declaraciones, en realidad, se puede destacar que Maza no esta dispuesto a permitir “la perpetuidad en los cargos”. Después pasó a detallar los casos sobre los que fue interpelado por la oposición.

Por ejemplo explicando al detalle que cuando recibió la intención del juez Eloy Velasco de proceder contra el presidente de Murcia, pidió opinión “no solo a la secretaría técnica de la Fiscalía General del Estado, también a los cuatro fiscales de la Sala de lo Penal del Supremo que le aconsejaron no apoyar la acusación. Las dos fiscales del caso sí querían acusar y por eso rechazaron firmar el escrito, aunque no quisieron acogerse a su derecho a denunciar una orden que consideren improcedente o ilegal. Maza ha defendido también la idoneidad de Manuel Moix para dirigir la Fiscalía Anticorrupción, “Un profesional de reconocida solvencia, “al cargo de la Fiscalía de Madrid con 300 fiscales a su cargo”.

Sobre el relevo de Javier Zaragoza en la Fiscalía de la Audiencia Nacional, ha hablado de “impulso nuevo”. Y sobre el fiscal jefe de Murcia que se encargaba del caso del presidente autonómico, se ha referido a los 11 años que llevaba en el cargo.

Respecto a las amenazas a los fiscales que investigan casos de corrupción, ha asegurado que “no se ha enviado a la Fiscalía ningún tipo de denuncia” y ha añadido que las palabras del anterior fiscal-jefe de Murcia, Manuel López Bernal, sobre esos hechos “se han malinterpretado” como presiones políticas. “Hay dos fiscales en este país que investigan casos de corrupción que sí están amenazados”. Y que en un caso se ha quemado un vehículo de un vecino, confundiéndole con el del fiscal. “Este caso sí se ha denunciado a la Fiscalía y yo les llamé en cuanto lo supe”, ha asegurado, sin dar los nombres, pero explicando que se trata en un caso de una investigación sobre narcotráfico y en otro de mafias locales. Los portavoces han cuestionado sus explicaciones y han lamentado que esta situación pone difícil la atribución a los fiscales de la instrucción como ha defendido el propio Maza y planea el Gobierno.

La comparecencia fue solicitada hace dos semanas por el PSOE y Ciudadanos, que pidieron que acudiera con urgencia a la Cámara después de que los medios de comunicación se hicieran eco de supuestas “presiones” del Ejecutivo de  en el caso del presidente de Murcia y por el hecho de que la Fiscalía hubiera ordenado no seguir adelante con la investigación a Pedro Antonio Sánchez en contra del criterio de las dos fiscales del “Caso Púnica”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − uno =