Miguel Ángel Ferñández Ordoñez, gobernador del Banco de España en el momento de la salida a bolsa de Bankia, ha afirmado este lunes ante el juez que los inspectores del Banco de España no le enviaron los correos en los que alertaban de que el debut bursátil de la entidad supondría un perjuicio para los accionistas, los preferentistas y las arcas públicas, según información las agencias.

El ex gobernador ha declarado hoy como investigado ante la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional. Este tribunal revocó la decisión del juez instructor Fernando Andreu de no llamarle a declarar después de que se conocieran los cuatro correos del inspector José Antonio Casaus en los que alertaba de la inviabilidad de la integración de las siete cajas de ahorros que dieron lugar a BFA, la matriz de Bankia, y de que la salida a bolsa de la entidad supondría un daño para los accionistas y las arcas públicas. El rescate de BFA costó 22.424 millones de euros, de los cuales 10.620 millones fueron para Bankia.

Fernández Ordóñez se ha declarado durante su intervención “orgulloso” de su actuación al frente del Banco de España y ha explicado el desplome de Bankia por la situación de crisis repentina de aquellos años, agravada por la explosión de la burbuja inmobiliaria y por el efecto de la regulación escasa del sistema bancaria en esa época.

Fernández Ordóñez también se ha escudado en la herencia recibida. Según él, la crisis bancaria con la que tuvo que lidiar él se generó años atrás, según las mismas fuentes presentes en la vista, en la que ni la fiscalía ni la abogacía del Estado formularon preguntas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. que personaje más siniestro, no se el curriculum vitae de éste sujeto pero desde luego cara tiene más que espalda, éste figura solo se preocupaba de que no subieran los salarios de lo que se tenia que preocupar que para éso cobraba un pastón de éso nada de nada, qué H.D.L.G.P.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =