Varios barones del PSOE tenían preparados los cuchillos para acabar con Pedro Sánchez a la vuelta de las gallegas. El descalabro está asegurado –con o sin sorpasso- así que preparan el funeral con anticipación.

Pero Sánchez no está dispuesto a dejarse matar. Así que ya ha advertido que convocará a la militancia. Sabe que la militancia –no los votantes- odian a Rajoy por encima de todas las cosas. Así, ‘golpe de Estado’ conjurado.

¿Y luego? Raca-raca. Sánchez pretende su ‘vía 170’, una alianza con el Podemos de Errejón y los nacionalistas que en el mundo son. El problema es que si se convierte en irrelevante en Galicia y País Vasco, el coste nacional de dicha alianza será muy elevado. Pero su supervivencia va primero.

¿Lo conseguirá? No parece. No parece que el Rey le vaya a dar esa oportunidad. Al cocido le falta un hervor. Sánchez cabalga con entusiasmo hacia su segunda derrota. Todo sea por alargar su agonía.

¿Y qué pasará si convocan terceras elecciones? Los votantes del PSOE difícilmente aplaudirán las piruetas podemitas y nacionalistas de Sánchez. Nuevo retroceso. Probablemente la ‘guerra civil’ de Podemos les erosionará un poco más. Y es bastante posible que a la tercera vaya la vencida y que la aritmética azul y naranja permitan finalmente desfacer el entuerto.

Sánchez se quedaría compuesto y sin novia. Y sin escudo. Tratará de pactar un puente de plata. Y a lo mejor hasta se lo conceden.

Mientras Rajoy apura sus paseos matutinos y sus puros. Observa la escena con palomitas mientras permanece en La Moncloa. Cada día que pasa, él es presidente y Sánchez se desgasta un poco más.

Son los problemas de los partidos tradicionales: hay que ganar la secretaría general antes que la presidencia del gobierno. Un problema que Rivera –de momento- no tiene. En la formación naranja no se mueve nadie… mientras la financiación siga fluyendo.

 


El anzuelo del pescador

  • Urkullu y la vía soberanista. Urkullu dice creer contar con mimbres para poder apostar por una alianza de fuerzas vascas. Pretenden “un nuevo encaje con el Estado” sin romper. ¿EH Bildu se prestará al soplar y sorber?
  • Jarra fría para Venezuela. La autoridad electoral fija el revocatorio para mita del primer trimestre del 2017, después del 10 de enero, fecha tope para que Maduro tuviera que abandonar. Golpe antidemocrático para no escuchar la voz de la ciudadanía.
  • Padres anestesiados. Ante la amenaza de la Ley Cifuentes de adoctrinar en LGTB a los niños de Madrid, los padres se encuentran anestesiados. Unos optan por lo de siempre: mi gueto tranquilo sin peleas externas. Otros, ingenuos, se creen que el diálogo prometido servirá para algo.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 7 =