La Mesa Multisectorial dominicana “Género y Trabajo” acaba de arrancar su Plan de Incidencia Política. ¿Qué se propone? “Conseguir el reconocimiento y protección efectiva de los derechos de las trabajadoras y los trabajadores del ámbito doméstico de la República Dominicana a través de actividades de sensibilización y movilización social con impacto en todo el país”. Su base se encuentra en el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Su fin, conseguir la elaboración de una ley especial sobre el trabajo doméstico.

Según la Oficina Nacional de Estadística (ONE), 325.000 personas se dedican a dicha labor en el país. “La no implementación de dicho Convenio y la ausencia de una norma jurídica que asegure a las mujeres y hombres que realizan el trabajo doméstico de forma remunerada, el real ejercicio de sus derechos laborales, asignándole un carácter informal, infravalorado y marginal a una ocupación es contrario a lo que reconoce la Constitución dominicana”. La citada carta magna lo define como “una actividad económica que crea valor agregado, produce riqueza y bienestar social”.

En República Dominicana, el sector laboral del trabajo doméstico lo componen en un 90% mujeres. El documento hecho público por la Mesa Multisectorial “Género y Trabajo”, asegura que este sector “se mantiene marginado en relación a sus derechos, colocando, principalmente, a las trabajadoras domésticas en desventaja frente a los trabajadores regulados por la legislación laboral”.

De hecho, las trabajadoras y los trabajadores dominicanos del ámbito doméstico no gozan de los beneficios del régimen general determinado en el Código de Trabajo, “siendo tratados como si fueran dependientes de la familia que los emplea, al establecer, por ejemplo, que el alojamiento y la alimentación conforman un 50% de su salario”.

 

Falta voluntad política

El documento de la Mesa Multisectorial analiza las causas específicas de la vulnerabilidad de las trabajadoras y trabajadores del sector doméstico.

Son las siguientes:

-La falta de voluntad política para ser efectiva la aplicación del Convenio 189 de la OIT.

-El desconocimiento de los/as tomadores/as de decisiones sobre el contenido y alcance del Convenio 189, adoptado en el 2013, por el Estado dominicano y ratificado ante la OIT el 15 de mayo del 2016.

-La falta de sensibilización social sobre las condiciones de trabajo de las trabajadoras y los trabajadores del ámbito doméstico, en el país.

-El no reconocimiento de sus derechos laborales debilita la base legal a las disposiciones del Convenio 189.

“Estas condiciones”, explican, “demuestran la importancia de la implementación tanto del Convenio 189, como de la Recomendación 201 sobre Trabajo Decente para los Trabajadores Domésticos, de la OIT, adoptada ésta última el 16 de junio de 2011, la cual establece en 27 artículos las normas mínimas que deben regir para esta ocupación y poder acceder a mejores condiciones y recibir un trato más equitativo en relación al resto de la clase trabajadora”.

La Mesa Multisectorial concluye: “Demandamos de las autoridades del Ministerio de Trabajo establecer los mecanismos necesarios que activen la implementación del Convenio 189 e invitamos a las trabajadoras y los trabajadores, así como, a los sectores sociales comprometidos con un verdadero desarrollo humano del país para que nos acompañen en esta lucha por la justicia social y los derechos humanos”.

La Mesa Multisectorial “Género y Trabajo” de República Dominicana está compuesta por: Comité Intersindical de la Mujer Trabajadora (CIMTRA), Foro Feminista, Centro de Estudios de Género (CEG/INTE), Instituto de Género y Familia (IGF/UASD), Sindicato Nacional de Trabajadoras Domésticas (SINTRADOMES/CASC), Asociación Trabajadoras del Hogar (ATH/CNUS), Asociación de Mujeres de Coordinación Independiente (ASOMUCI/CNTD), Unión Nacional de Trabajadoras del Hogar (UNFETRAH/FENAUTRA/CNTD).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve + siete =