Camarón de la Isla fue todo un visionario cuando nos cantaba a su manera por alegrías de Cádiz esos “Tiriti Trump Trump Trump”, pero no supimos comprenderle. Estaba hablando del hermano gemelo gaditano de Trump, conocido por “Tiriti”. Quienes nos vamos a quedar “tiritando” somos nosotros; aunque es cierto que toda moneda tiene dos caras y que todo Trump tiene su Tiriti, si sabes buscarlo y te propones de manera compulsiva ser optimista a cualquier precio.

Y es que el efecto Trump puede destapar su alter ego, el “efecto Tiriti”, allí donde menos te lo esperas. Pude comprobarlo en persona en la Cumbre del Clima de Marrakech que coincidió justamente con la elección del señor Trump en Noviembre pasado. Pude ver a todos los activistas norteamericanos profundamente consternados. “Los norteamericanos nos hemos acostado con un presidente líder mundial en la lucha contra el cambio climático, y nos hemos levantado con un presidente electo negacionista. Debe ser una pesadilla” Costó convencernos que no fue efecto de un cuscús en mal estado, sino de una democracia en mal estado, cosa mucho peor de digerir.

El fantasma de Trump, aterrorizó a la cumbre más que el Fantasma de la Opera hiciera con la de Paris. Podíamos sentir la presencia de Trump, volando como un dementor de Harry Potter por cada rincón de la cumbre. La presencia ausente, la Trampa de Trump fue sin duda la gran protagonista.

Pero no hay mal que por bien no venga. Esta presencia tuvo un efecto aglutinador que jamás había visto previamente. Este carácter revulsivo, el “efecto Tiriti”, el anverso de Trump, apareció como un caballero de armadura radiante cabalgando por la meseta redonda del Atlas Marroquí. Todos los actores redoblaron sus esfuerzos en acelerar los acuerdos y afianzar sus compromisos climáticos ante el temor a que Trump cumpla su promesa y se salga del acuerdo de Paris. La batalla va a ser colosal. Un verdadero Duelo de Titanes, donde todos los mortales corren a protegerse bajo sus parapetos. Los púgiles están ya en el ring. La gran pregunta es quien ganará el combate. Por un lado, 120 kilos, calzonas amplias, pelo zanahoria, el peso pesado Donald “J”, “ganchos-directos-rey-del-populismoTrump. El sector negacionista tiene ya su gran líder mundial. Por otro lado, el sector de la sostenibilidad, huérfano de Obama, tiene todavía que elegir un líder mundial que tome su batuta ¡Te echaremos de menos Obama! Yes we can, al menos eso.

Y no se trata solo de medio ambiente; sino de toda una concepción del mundo. Se trata de dos modelos de sociedad, de dos visiones de futuro. Se trata de planetarios vs tribalistas, de los que piensan que el infierno son los demás y levantan murallas en torno a su tribu y los que creemos que nuestra tribu planetaria es la humanidad. La primera consecuencia del efecto Tiriti es la polarización; recolocar sobre el tablero de ajedrez todas las piezas bajo dos fuerzas poderosas y antagónicas. Por un lado,  el hombre más temido de la tierra, el presidente de EEUU, contando con el poder ejecutivo y legislativo y el de los poderosos lobbies de la actual economía fósil (el lado oscuro de la fuerza) Por otro lado las fuerzas de la resistencia aglutinadas por el efecto Tiriti. Obama Skywalker ya ha partido en busca de su padre. No obstante, antes de irse ha dejado organizada la Alianza Rebelde, mas de 100 países, fuerzas estelares agrupadas mediante el Acuerdo de Paris. Incluso en el propio país de Trump Vader el lado oscuro no lo tendrá tan fácil. Las ciudades, los estados y la opinión pública está por el cambio a la sostenibilidad. El resultado de la batalla no está claro. Tan sólo podemos repetir el mantra que Obama Skywalker nos dejó ¡Que las fuerzas renovables sean contigo!  

_________

Jesús Martínez Linares es doctor en Física Cuántica y fundador y presidente de  la ONG www.sustenta.org Estuvo presente en las cumbres del clima de Copenhague en 2009, de  Paris del 2015 y ahora en Marrakech en el 2016 como observador internacional de la ONU.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorArantxa Mejías: “Carmena podía haber levantado el teléfono antes”
Artículo siguientePatxi López destierra el término “traidor”
Jesús Martínez Linares es doctor en Física Cuántica por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Ha sido investigador en el Max-Planck-Institute fuer Quantenoptik de Alemania, donde recibe la prestigiosa distinción de Marie Curie Fellow de la Unión Europea. Regresa en el 2004 a la Universidad de Sevilla con un Programa de Retorno de la Junta de Andalucía (JA) para recuperar científicos de excelencia destacados en el extranjero. En el 2010 gana el OPEN MIND Award de emprendimiento de la JA por el que es enviado a Estocolmo para aprender el modelo sueco de sostenibilidad. Sueña con una Andalucía sostenible para lo que funda su propia empresa, climalimpio.com, crea la ONG www.sustenta.org y recorre Andalucía dando charlas de cambio climático que lo llevan a ser embajador climático de Al Gore y observador internacional de la ONU en las cumbres del clima. La trayectoria de Jesús circula por tanto sobre un triángulo con 3 vértices: investigación para generar conocimiento, emprendimiento para cristalizarlo y comunicación para diseminarlo.

7 Comentarios

  1. Interesante tu punto de vista con el que quizá se vea beneficiado un sentimiento coyuntural, lástima que muchos mejicanos (¿y el resto del mundo?) tengan que sufrir las decisiones de un psicópata. Lo mismo podríamos decir de Franco, supongo que los que se encontraban en el bando “bueno” eran muy optimistas, apretaban el gatillo y mataban a gente, con la excusa de cumplir órdenes, misteriosamente con la misma justificación que el gobierno actual de nuestro país. La la land vale, pero con ojo abierto.

  2. Increíble como se puede ser a la vez tan ameno, esclarecedor y muy muy didáctico. Enhorabuena. Gran artículo.

  3. Felicidades por el artículo, un forma de ver cómo alguien que no cree en la lucha contra el cambio climático consigue que el resto de países se unan más que nunca

  4. Me alegra mucho tu bautizo en DIARIO 16.El artículo está bien.Lástima que los Periódicos no sean muy prolíficos en estos temas tan interesantes y de responsabilidad Planetaria.Los mexicanos tienen mucho que decir.Y creo,que lo dirán.

  5. En unas líneas has sabido contactar y estimular el sentimiento de unidad ante problemas que nos atañen a todos. Las referencias Startwarianas nos hacen tomar partido en algún lado de la Fuerza. En un lenguaje fresco y desenfadado, ameno y, por supuesto, muy de Caí, nos llevas a la esperanza de que juntos podemos, la unión vencerá al lado oscuro. Es una llamada de ilusión ante el pesimismo, actitud frente a la impasividad.
    Muy bien Jesús, simplemente genial, en tu estilo.

  6. La única manera de enfrentar la nueva era es desde dentro. Enfrentarse a Trump, no vale de nada porque está apoyado en los votos obtenidos y ¿cuál es la razón de estos votos? ¿Ya no nos gusta la democracia?

    ¿Nadie va a reconocer su culpa? No se va a comprender que es el hartazgo de las personas normales a la situación insostenible y de abuso a la que nos están sometiendo con mentiras, con ruedas de molino infumables, con el abuso de que cualquier delincuente tenga más derechos que las personas honradas. No se comprende que el “rey está desnudo” y que muchos ya no van a callarse.

    Hay que gobernar con Trump, hay que decirle a esa administración lo que es bueno y lo que es malo de verdad. PERO DE VERDAD. Por qué me tengo que creer nada que digan unos periodistas que manipulan descaradamente sobre todo lo que les interesa y que hace mucho que a su profesión la han vendido por el pato de lentejas de la audiencia.

    Decid la verdad, explicadla en los foros donde haya que explicarla, dejad las críticas absurdas basadas en manipulaciones, que muchos ya somos mayores y la verdad se oirá, resaltará entre tantas mentiras y se podrán mantener las políticas medioambientales justas y necesarias.

    Gracias, Jesús,por tus palabras siempre mesuradas y justas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × tres =