El diputado que hace negocios enfrente del Congreso

0

No tenía que ir muy lejos de su principal lugar de trabajo habitual, el Congreso de los Diputados, para concretar sus negocios particulares de comisionista. El diputado del PP Pedro Gómez de la Serna, actual número 2 de su partido por Segovia en las listas para el Congreso, y de quien el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo sólo hace unos días que no veía “nada raro” en su actuación, aunque numerosos dirigentes del partido, entre ellos la propia vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, le hayan pedido su dimisión públicamente, se citaba con sus clientes en las salas del conocido hotel Palace, situado a escasos metros del parlamento español, en plena Carrera de San Jerónimo, para cerrar sus suculentos negocios particulares.

El también socio del ya ex embajador de España en India Gustavo de Arístegui –que ha dimitido precisamente tras hacerse públicos sus negocios particulares mientras hacía uso de su cargo público– ha contabilizado en estos cuatro años de legislatura apenas una decena de preguntas parlamentarias y su actividad como diputado ha sido prácticamente plana. Mientras, ejercía con especial ahínco su desempeño como comisionista a través de la sociedad Scardovi, como publican varios medios de comunicación, a través de la cual tenía previsto recibir unos 625.000 euros por hacer de intermediario en una obra en Argelia. Gómez de la Serna ejercía presuntamente de comisionista de empresas españolas a las que habría mercado en el extranjero, sobre todo en Latinoamérica y África.

En una conversación grabada en enero de este mismo año y publicada por El Mundo y la Cadena SER, el diputado Gómez de la Serna, ex jefe de gabinete de Jaime Mayor Oreja cuando este ocupaba la cartera del Ministerio del Interior, se excusaba ante uno de sus socios por no haber podido atender un negocio con un empresario de Asturias al haber tenido la obligación de acudir al Congreso a una votación.

Pese a estas evidencias, apenas unas horas antes Rajoy se desentendía del caso y afirmaba no conocer los “pormenores” y el “fondo” del asunto de los negocios del diputado por Segovia, aunque seguía respaldándolo como candidato popular porque, según el presidente español, a Gómez de la Serna no se le ha abierto juicio oral y tampoco está citado en ningún tribunal. Sobre si debería dimitir o no, Rajoy sigue sin pronunciarse.  Rajoy, por el contrario, apoya las declaraciones de su vicepresidenta, que ha pedido públicamente que renuncie a su candidatura por Segovia: “Si lo ha pedido la vicepresidenta…Todo lo que diga la vicepresidenta está muy bien dicho”.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + 1 =