El día en el que nací yo

0

Un 22 de julio, hace 68 años, nací; sin saber cómo ni porqué ni las consecuencias ni responsabilidades que adquiría. Hoy bien lo sé. Amaneció la mañana lluviosa y en casa, hoy sigo viviendo en ella, la comadrona atendía el parto. En adelante, como es natural, la vida transcurrió a su aire; en algunos acontecimientos he podido incidir; la mayoría vinieron dados y me permitieron ser testigo: otros he sabido de ellos por referencia. Me voy a referir a algunos de ellos, algunos nos traen hasta hoy.

En el año 1949, el año en el que nací yo, algunas cosas ocurrieron. En Estados Unidos, el demócrata Harry Truman juraba su segundo mandato. En Washington se creó la OTAN y en el Parque Central de La Habana, marines estadounidenses profanaron la estatua del héroe nacional José Martí. En la Ciudad del Vaticano, por la Encíclica Divini Redemptoris sobre el comunismo ateo, el papa Pío XII excomulgó a todos los comunistas y sus simpatizantes de «el pasado, el presente y el futuro». Sucedió que se proclamó la República Popular China y eligieron de presidente a Mao Zedong y Alemania quedó dividida en dos Estados. Un 8 de junio de 1949, George Orwell publicaba su novela 1984, como una crítica del estalinismo y el fascismo y que se ha convertido en best seller con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

La primera referencia al día 22 que he encontrado se refiere a las inundaciones que tuvieron lugar Creta y el tsunami en la ciudad de Alejandría, allá por el 365 de nuestra era. La última es de 2011, en Oslo y Utoya, Noruega. Murieron 77 personas, víctimas del terrorismo fascista. Fue el desastre humanitario más importante en Noruega desde la Segunda Guerra Mundial. En 2003 en Mosul (Irak), militares estadounidenses asesinaron a Uday y Qusay Hussein hijos de Saddam Hussein e informaron que habían pagado 30 millones de dólares como recompensa al informante iraquí que les delató. No caben comparaciones, la tragedia humana y la muerte es siempre una y terrible.

En Bailen, el 22 de julio de 1808, se consumo la rendición de las tropas napoleónicas en la batalla de Bailén. Napoleón perdió la batalla, con sus 21.000 soldados, al mando del general Dupont, frente a unos 27.000 españoles a las órdenes del general Francisco Javier Castaños Aragorri Urioste y Olavide, duque de Bailén, que falleció a los 94 años de edad, en la más absoluta penuria económica. Fernando el VII, como buen Borbón, no le reconoció sus servicios. Sin aquella derrota, la bandera sería roja, blanca y azul y el eslogan patrio «Liberté, Égalité, Fraternité».

En Sevilla, 1931, se declara el estado de sitio por la huelga revolucionaria convocada por los sindicatos. Comienzan los años convulsos, que llevarán al golpe de Estado de la derecha contra la democracia encarnada en la República. El 22 de julio de 1936, fuerzas republicanas sofocan la sublevación en Guadalajara, mientras fuerzas fascistas toman el Alto de los Leones. Las ciudades de San Roque, Algeciras y La Línea de la Concepción, son bombardeadas por barcos leales a la República. Uno de los proyectiles hizo blanco en el Morro de Gibraltar, lo que estuvo a punto de crear un conflicto internacional. Algunos siguen gritando Gibraltar español, que lo es, pero que no será, mientras los intereses geoestratégicos apunten hacia las latitudes que apuntan. Ya le dijeron a Felipe de Borbón desde el Gobierno británico: «la soberanía de Gibraltar no es negociable» y desde el Peñón, el ministro principal, consideró «antidemocrática» la propuesta del Rey de un diálogo para encontrar «soluciones aceptables para todos».

Hablando de colonias, la base de Morón es plenamente estadounidense, tras la venta del territorio por el gobierno español. No volverá a ser española, mientras los intereses norteamericanos, con los de España por los suelos, sigan apuntando hacia el norte de África, Oriente Próximo y el Mediterráneo Occidental. Por cierto, que el Gobierno de Rajoy evita dar explicaciones sobre el ataque de Trump a Siria desde buques con base en Cádiz. El Ejecutivo del PP ha recibido al menos cuatro preguntas parlamentarias de tres diputados, pero sigue sin explicar cuestiones clave en relación a este ataque contra una base militar, lanzado el pasado 6 de abril desde dos destructores estadounidenses. Los parlamentarios advierten de que su justificación de la ofensiva, «sin mandato del Consejo de Seguridad de la ONU» supone un peligroso precedente.

Durante la dictadura franquista, en 1941, el 22 de julio, comenzó a emitir para España, desde Moscú y más tarde desde Bucarest, la emisora La Pirenaica, Radio España independiente, que hasta el 14 de julio de 1977. Por ejercer la libertad de expresión, en 1967, Fernando Arrabal fue juzgado y encarcelado por el delito de blasfemia. Hoy seguimos pudiendo detenidos, no solo por blasfemos, sino por tuiteros, incluso por denunciar. Ascensión López, buscando su verdadera familia, puede ser la primera persona en entrar en prisión por pobre y por querer saber la verdad, por un asunto relacionado con el robo de bebés durante la dictadura y buena parte de la democracia, por acusar a una monja de «organizar» un falso proceso de adopción.

En las postrimerías de la vida de Franco, el periodista José María Huertas Clavería, ingresó en la cárcel Modelo de Barcelona, por un reportaje publicado en Tele/eXpres, titulado «Vida erótica subterránea». Huertas, afirmaba que «Un buen número de meublés están regentados por viudas de militares», frase que molestó a algunos mandos del Ejército. Las libertad de expresión y de ser informados eran perseguidos con la cárcel; ahora con la «ley mordaza» altas multas que llegan hasta 600.000 euros (como cien millones de pesetas de entonces). Continúa la represión.

En 1975, se produjo en Paradas el Crimen de Los Galindos, cortijo donde fueron asesinadas 5 personas. En mi tiempo, conocí hasta cuatro crímenes que violentaron mi vida y recuerdo como si hubiera sido protagonista de los acontecimientos. Me refiero al famoso «caso de Jarabo», que fue detenido el 22 de julio, «el crimen del baúl», en la calle Hermosilla y «las 17 puñaladas» en San Blas; todos ocurrieron en mi barrio, que como dice Gerardo Tecé, ahora es para tiesos; puesto que la gente guapa se ha mudado a Soto del Real, que vienen exigiendo un campo de golf en el patio.

El 22 de julio de 1969, Franco, el Jefe del Estado designó a Juan Carlos de Borbón y Borbón su sucesor a título de rey, con el título de príncipe de España, saltándose la norma sucesoria de la historia. Bien se encargó de aclarar que se trataba de una «instauración», una nueva monarquía y no una restauración. «Juro lealtad al Jefe del Estado y fidelidad a los Principios del Movimiento y a las Leyes Fundamentales del Reino». «Si así lo hiciereis, que Dios y la Patria os lo premien sino que os lo demanden». Fue perjuro y con la misma ley franquista y por sucesión, que no por elección, su hijo es el Jefe de Estado.

De 1969 a 1977 habían pasado ocho años y escenario era el mismo. El 22 de julio, se celebró la solemne apertura de las Cortes Constituyentes, en la que Juan Carlos, el I, reconoce la soberanía del pueblo español sin cedérsela. Hasta entonces a la justicia no se la conocía, a partir de aquí no es igual para todos. El rey, que reina, pero no gobierna, medra y borbonea, estando por encima de la ley. Su persona es irresponsable según la Constitución. Cosas que no se entienden, salvo porque en España, todo quedó atado y bien atado. Herencia del franquismo y ahora por la gracia heredera del PP y sus aliados.

Para curiosidad el día 22 de julio en el que se celebra el Día de aproximación del número Pi, en el formato de fecha internacional: 22/7 ≈ 3,14286. El número Pi (π) es el número mas estudiado de las matemáticas, pues se trata de un número que tiene infinitas cifras decimales. Se cree que su origen se remonta al año 2000 a.C. y representa una de las constantes matemáticas más importantes utilizada en matemáticas, física e ingeniería. El momento Pi definitivo habría ocurrido el 14 de marzo de 1592, a las 06:53:58, correspondería al valor de Pi expresado en doce dígitos: 3,14159265358 ó 3,1416 como yo siempre le conocí.

Un 22 de julio de 1918, se declaró Parque nacional de la Montaña de Covadonga al Macizo Central de los Picos de Europa. La belleza de los parajes asturianos contrasta con otro hecho ocurrido el 22 de julio de 1942, cuando la Alemania nazi, trasladó al campo de exterminio polaco de Treblinka a los primeros judíos. Daba comienzo el holocausto, uno de los episodios más oscuros y trágicos de la humanidad, que provocó la muerte de más de seis millones de personas.

En el año 2000, José Luis Rodríguez Zapatero, se convirtió en el nuevo secretario general del Partido Socialista Obrero Español, con el 41,69% de los votos de los delegados socialistas reunidos en el 35 Congreso. Momento en el que mi declive como militante en el partido llegó a su límite y le abandoné por prescripción ideológica.

Para acontecimiento, acontecimiento, la del astronauta Neil Armstrong, primer hombre que caminó sobre la superficie de la Luna. Un 22 de julio de 1969, en el marco de la misión Apolo 11 de la NASA, un hombre pisó por primera vez la luna. A las 02:27 de la madrugada el módulo lunar Eagle alucinó en el Mar de la Tranquilidad. Armstrong, al poner el pie en la superficie lunar dijo: «es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad». Se plantó la bandera de las barras y estrellas y se descubrió una placa firmada por el presidente Nixon. Hoy intentan llegar a Marte

Entre unos y otros acontecimientos ha transcurrido mi vida; seguiré recopilando historias y espero poder contarlas o no.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =