Tras una intensa campaña, en la que ha habido de todo, llega la jornada de reflexión, esa en la que los partidos políticos no pueden pedir el voto directamente justo un día antes de las elecciones.

Del 87 por ciento de españoles que esperan acudir a las urnas el 20 de diciembre, el 41,6 por ciento no tiene aún decidido a quién votar. Es el porcentaje de indecisos, ofrecido por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) antes del inicio de la campaña, más alto de las últimas elecciones, en las que esta tasa ha rondado el 30 por ciento.

Estas personas tendrán en su poder la oportunidad de votar y declinar la balanza hacia un partido u otro. Los debates televisivos y el famoso puñetazo a Rajoy pesarán en la decisión de estos ciudadanos, que también podrían optar por abstenerse.

La última encuesta publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), justo antes de que se iniciara la campaña electoral, daba la victoria al PP sería el partido que ganaría las elecciones si se celebraran en este momento, con el 28,6% de intención de voto y entre 120 y 128 escaños.

Pero en esta ocasión, le seguía a menos distancia que en el barómetro anterior el PSOE, con el 20,8% de porcentaje de voto y entre 77 y 89 escaños. A continuación se situaba Ciudadanos, que casi empata con el PSOE con el 19% de los votos y entre 63 y 66 escaños, y Podemos (9,1%) y entre 23 y 25 escaños.

No obstante, las últimas encuestas ofrecidas por varias organizaciones (anteriores a los cinco día previos que la ley prohíbe publicar sondeos), dan la victoria al PP, pero no coinciden en si Podemos, Ciudadanos o PSOE serán la segunda fuerza más votada.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro − tres =