–   Genaro Alonso asegura que la confección de reales decretos es una competencia “impropia” de un Ejecutivo en funciones y se desmarca de la nueva prueba de acceso a la universidad


El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ha acusado al Ejecutivo central en funciones de despreciar a las comunidades autónomas en la elaboración del proyecto de real decreto por el que se regulan las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato.

“La semana pasada el ministro de Educación, Cultura y Deporte acordó en la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) el nuevo modelo de Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), que no se parece al actual, dado que tiene carácter de reválida y su superación condiciona la obtención del título”, ha indicado.

El responsable de Educación ha subrayado que el contenido del proyecto de real decreto no ha sido consensuado con las comunidades autónomas y ha lamentando que el ministro haya fijado la fecha de la Conferencia Sectorial de Educación para el próximo 13 de mayo, cuando algunos gobiernos autonómicos ya han realizado la reválida de 6º de Primaria y después de llegar a acuerdos con los rectores.

Asimismo, Alonso ha criticado que el contenido de la reunión incluya varios borradores de reales decretos, algo que considera impropio de una etapa de un gobierno en funciones. “De hecho, en el caso de Asturias, uno de los argumentos que esgrimió el Gobierno de Mariano Rajoy para no reconocer la especialidad docente de Lengua Asturiana fue el de carecer de capacidad legislativa en estos momentos”, ha indicado.

El consejero ha adelantado que el voto de Asturias en la conferencia sectorial será negativo. “Es una huída hacia delante con la que ahora el ministro pretende suavizar y vender bondades que no tiene”, ha añadido.

Reválidas de ESO y Bachillerato

En cuanto al contenido del proyecto de real decreto por el que se regulan las evaluaciones de ESO y Bachillerato, Alonso ha asegurado que la obtención del título, en ambos casos, queda supeditada a la superación de esas reválidas, cuya puntuación mínima debe ser de 5 puntos sobre 10. “Esto significa que los alumnos que hayan superado todas las materias de 4º de la ESO o de 2º de Bachillerato se quedarán sin título si en la reválida no obtienen al menos un cinco”, ha precisado.

El responsable de Educación tampoco está de acuerdo con el nuevo modelo de PAU, que implica que quienes no obtengan un 5 se quedan sin título, lo que equivaldrá a un aumento del fracaso escolar. “Los responsables de la CRUE que han aplaudido esta modificación olvidan este aspecto relevante, así como que el ministerio carga sobre las comunidades autónomas toda la responsabilidad de la realización del material de las pruebas”, ha advertido.

Prueba externa de 6º de Primaria

Respecto a la reválida de 6º de Primaria, el consejero ha insistido en que Asturias cumplirá con el principio de legalidad, aunque diseñará y aplicará unas pruebas que minimicen el impacto en la comunidad educativa y en el alumnado. En concreto, ha anunciado que está previsto realizar la reválida el día 15 de junio para evaluar las competencias de comunicación lingüística, matemáticas y ciencia y tecnología. La prueba se llevará a cabo en un solo día y no habrá ránkings de centros.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cinco =