El pleno del Congreso, a propuesta del PSOE, aprobó pedir al Gobierno que revoque la declaración de utilidad pública de la Asociación Hazte Oír, por mantener actuaciones que “promueven el odio, la intolerancia y la discriminación contra las personas LGTBI”, según los socialistas.

La moción fue aprobada, fruto de una transaccional, sobre la situación de discriminación de las personas LGTBI, especialmente las mujeres. Todos los grupos parlamentarios instan, al Gobierno a que se acoja a la Ley 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación. Dicha Ley, recoge entre su articulado la incoación del procedimiento y los demás trámites necesarios para la revocación de la declaración de utilidad pública de la asociación Hazte Oír, cuyas actuaciones promueven el odio, la intolerancia y la discriminación contra las personas LGTBI, por resultar sus actividades frontal y radicalmente contrarias a los valores, fines y principios que justifican la declaración de interés general de una asociación. Y en especial a los de “promoción de los valores constitucionales, de promoción de los derechos humanos, de promoción y protección a la familia, de protección a la infancia, y de fomento de la igualdad de oportunidades y de la tolerancia”.

Ángeles Álvarez, portavoz socialista de Igualdad ha señalado a Diario 16 que “según lo que dijo el ministro del Interior ayer, se comenzará a estudiar la retirada de la utilidad pública y tras escuchar las alegaciones de Hazte Oír, se decidirá qué hacer”. La portavoz califica de inconcebible “que se le haya quitado tal Declaración a la Federación de Planificación Familiar, y en cambio la Asociación Hazte Oír sí la tenga”. Álvarez También ha explicado, en otro orden de cosas, que “Abogados Cristianos, primos hermanos de Hazte Oír, presentó con el anterior ministro, Jorge Fernández Díaz, un recurso para que a la Federación de Planificación Familiar se le retirase la declaración de utilidad pública. Pensamos que el ministro debido, a sus inclinaciones religiosas y cercanas a Hazte Oír y Abogados Cristianos, atendió a esta petición, sin tener en cuenta los criterios que la ley estipula.”

En la carta de Ángel Álvarez al ministerio del Interior, José Ignacio Zoido, se expone que la asociación Hazte Oír puso en circulación un autobús en el que se podían leer mensajes “discriminatorios y ofensivos”. La asociación informo de que el autobús “visitaría otras ciudades españolas”. Además también han expuesto que estos no son los primeros incidentes sino que “el pasado mes de noviembre enviaron más de 100.000 guías homófonas”.

“Los niños tienen pene y las niñas vagina. Que no te engañen”. La frase ha levantado polémica entre los ciudadanos. Muchos entendieron su mensaje transfobo, hasta el punto de que el autobús tuviera que ser paralizado, primero por la policía municipal y después por la orden de un juez.

Para conseguir que el autobús volviera a las calles a la asociación Hazte Oír se le ocurrió manipular el mensaje y ponerle interrogaciones.

Muchos han sido los partidos y las organizaciones que se han quejado y han ejecutado acciones contra esta organización, alegando un presunto delito de “Odio y Discriminación”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + 4 =