Javier Fernández, el presidente de la Gestora del Partido Socialista, lo ha comentado a sus colaboradores más cercanos. No han logrado “recomponer”, “coser”, como dijo Susana Díaz, el partido. Y sólo queda una posibilidad para acabar con este estado de cosas: convocar el Congreso. Ahora bien, la convocatoria no se va a hacer de forma precipitada, porque hay que “debatir, y mucho”. De ahí que la fecha más probable sea la del segundo o tercer fin de semana de junio próximo.

Por su parte, las plataformas de los críticos, muy activas estos días, insisten en que el congreso debe celebrarse “cuanto antes”. El temor es que se adelanten las elecciones. En ese caso, el desastre sería mayúsculo. Sin líder y con un aparato dividido, el resultado sería mucho peor que el de los últimos comicios. Así al menos se deduce del documento aprobado en la tarde de este viernes por los representantes de más de medio centenar de plataformas de militantes críticos que presentó la portavoz de dicha plataforma en Sevilla Nieves Fernández.

Curiosamente, los asistentes a la presentación gritaban la frase acuñada por Pedro Sánchez, “no es no”. Pero éste todavía no ha señalado si se presentará a esas primarias y a la secretaría general del Congreso, en la convocatoria que pretenden sea en el mes de mayo.

Ni Pedro Sánchez ni Susana Díaz dan muestras de dar un paso adelante para presentar su candidatura a liderar el Partido Socialista. Y eso, se quiera o no, supone un serio inconveniente para adelantar los procesos de elección.

Pero es que, además, hay otro problema que es lo que más preocupa a la Gestora. Y es que en ninguna agrupación se ha comenzado a debatir sobre los documentos que han de servir, en el Congreso, para elaborar las bases mínimas de una alternativa que sean lo suficientemente atractivas para la sociedad en futuras consultas electorales. En otras palabras, el PSOE sigue sin tener lo más importante: Un programa con el que hacer frente a los grupos que aspiran a reducirlo a la mínima expresión: la derecha del PP, por un lado, y la izquierda de Podemos, por otro.

 

Reminiscencias del pasado

Las formaciones de Rajoy e Iglesias juegan con una ventaja. Aclararán sus estrategias y alternativas en febrero. Es decir, tendrán los deberes hechos cuando los socialistas comiencen su debate. Y ese es el gran problema. Tanto la Gestora como los barones socialistas son los primeros en decir que hay que “agilizar el proceso”. “Si se pudiese hacer antes el Congreso, nosotros mismos seríamos los primeros en adelantar fechas”, dice un miembro de la dirección que prefiere guardar el anonimato para no caldear los ánimos aún más de lo que están.

Además, la Gestora se defiende de las acusaciones de los críticos de “querer dilatar el proceso para preparar la candidatura de Susana Díaz”. En este sentido, sus miembros recuerdan que la Comisión Gestora que tuvo que hacerse cargo del PSOE en el XXVII Congreso, cuando Felipe González se negó a presentarse generando un vacío de poder, tardó casi seis meses en preparar el Congreso. “El debate era muy denso”, recuerda uno de los delegados que asistió a esta confrontación, la más grave que han sufrido los socialistas después de la actual. En juego estaba mantener la palabra “marxismo” dentro de los principios básicos de la organización. Felipe González quería suprimir el término, los críticos, entonces liderados por Luis Gómez Llorente, Francisco Bustelo y Enrique Tierno, querían mantenerlo a toda costa. Y, para colmo de males, apareció una tercera vía, con mucho peso ya que al frente de ella figuraba Alonso Puerta, el secretario general de la Agrupación Socialista Madrileña. El debate fue tan duro que la Gestora, cuyo presidente era el abogado José Federico de Carvajal, tardó varios meses en convocar el Congreso.

Ahora sucede lo mismo, a juicio de la Gestora que preside el asturiano Javier Fernández.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. ¿Y decís que el asiduo parroquiano de los bares asturianos ha hablado en publico y mirando al frente?
    Pues será la primera vez en su vida.
    Yo de este hombre, lo único que recuerdo es mirada huidiza, gesto apocado y voz bajita, signos todos ellos de avergonzarse de si mismo. Y no me sorprende, teniendo en cuenta el papelón que la Susanita (la Niña de Rajoy) y sus adláteres le han hecho representar ante todos los militantes, simpatizantes y votantes del PSOE.
    ¡¡Vete a tu casa, metete debajo de la cama y trágate la lleve de tu habitación!!
    Hay que remontarse a Bellidos Dolfos para encontrar una figura histórica que se te pueda comparar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once + 1 =