El barómetro de opinión correspondiente al pasado enero del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el primero con datos sobre intención de voto que se da a conocer tras las elecciones generales del 20 de diciembre, depara una sorpresa que no por barruntada deja de ser menos sorpresa: Podemos adelantaría al PSOE en intención de voto de celebrarse nuevos comicios, mientras que el Partido Popular mantendría prácticamente el mismo apoyo electoral pese a los nuevos casos de corrupción que han sacudido los cimientos del partido conservador en las últimas semanas, aunque saltaron a la luz pública con posterioridad a la realización de esta encuesta.

Las preguntas se realizaron a principios del pasado mes de enero, en plena resaca postelectoral y cuando los grupos parlamentarios se encontraban negociando la composición de la Mesa del Congreso, constituida el 13 del mes pasado.

Este barómetro también sirve para conocer por primera vez la nota que los españoles ponen a los líderes de las nuevas formaciones políticas en el parlamento. Aunque el CIS ya preguntó a sus encuestados sobre el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, en la macroencuesta electoral que hizo antes de las generales, el de enero es el primer sondeo de opinión en el que los encuestados han puesto nota a los máximos responsables de los partidos emergentes.

El líder de IU-UP, Alberto Garzón, es el mejor valorado, rozando el aprobado con un 4,68 puntos de nota sobre un total de diez. El resto de líderes, baja en popularidad y curiosamente esta sería inversamente proporcional a la intención de voto de los españoles de sus respectivos partidos. Así, Albert Rivera obtendría un notable descenso con respecto a diciembre con 3,92 puntos, y también Pedro Sánchez con un 3,75 de nota, precisamente las dos formaciones que están más próximas para cimentar el acuerdo de Gobierno que busca el PSOE tras el encargo de Felipe VI a Pedro Sánchez.

Por el contrario, la popularidad de Pablo Iglesias descendería levemente hasta los 3,78 puntos y la de Rajoy un 3,08, siendo el peor valorado de todos. Ambos comandarían a los dos partidos que triunfarían en otras elecciones generales en caso de celebrarse ahora.

Según los datos de enero del CIS, el partido de Pablo Iglesias subiría 1,3 puntos, hasta colocarse con un 21,9% de los votos, superando por primera vez en intención de voto a los socialistas, que bajarían dos puntos, del 22,02% que obtuvo en los comicios del 20 de diciembre al 20,5%.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + 14 =