El caso ERE quema a los jueces

0

El caso de los ERE fraudulentos en Andalucía quema. Con más de 200 imputados, varios exconsejeros andaluces y dos expresidentes autonómicos acusados, no es de extrañar. Y lo hace de tal manera que ya son tres los jueces instructores que acumula, después del adiós protagonizado por su gran artífice y principal instructora, Mercedes Alaya, y la hasta el pasado lunes su sustituta, la actual titular del juzgado de instrucción número 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños.

Ésta propuso el pasado lunes al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ceder las seis piezas separadas del caso (la parte nuclear de la investigación) “con el fin de agilizar y dar un mayor impulso a estas diligencias”. Ese mismo día, la Sala de Gobierno del alto tribunal andaluz aprobaba la solicitud a favor del magistrado de apoyo en este mismo órgano judicial, Álvaro Martín.

Los acontecimientos se han precipitado en torno a este espinoso asunto de los ERE fraudulentos en pocos meses, ya que la actual titular del juzgado negó la ayuda de Alaya para continuar instruyendo este complicado caso, aunque ahora, apenas tres meses después de rechazar el apoyo de Alaya para seguir con las macrocausas, insta al TSJA a que proponga el nombramiento de un juez de refuerzo para los asuntos ordinarios del juzgado.

El nuevo reparto de las causas quedaría así: la juez Núñez dejaría en manos de Álvaro Martín, que desde el 21 de septiembre de 2013 ejerce en labores de refuerzo en el Juzgado de Instrucción 6, las seis piezas desgajadas del caso ERE, entre las que se encuentran las causas que investigan la participación de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y otro medio centenar de altos cargos de la Administración andaluza. Así, el sustituto de Álvaro Martín se encargará de los asuntos ordinarios a partir de ahora.

Este sorprendente paso dado por la juez Núñez de apartarse a un lado se produce tras la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que limita a 18 meses la duración de la investigación de las macrocausas. El próximo 18 de enero se cumplirán cinco años del inicio de la instrucción de la causa matriz. Desde que relevara a Alaya, la instrucción de Núñez ha recibido numerosas críticas tanto por parte de la Fiscalía Anticorrupción y del PP en el apartado de acusaciones como por parte de varias defensas.

Aunque Núñez se ha quitado de encima la instrucción que atañe a los aspectos más peliagudos de la macrocausa, seguirá con la causa matriz y con las referentes al presunto fraude en los cursos de formación.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 12 =