El cambio de hora, por qué y para qué

0

Esta noche toca cambiar la hora de los relojes y adelantarlos una hora. A las 2h de la madrugada serán las 3h y nos enfrentaremos a la noche más corta y a un desayuno tardío mañana.

Estos cambios o adaptaciones de horarios ya se venían haciendo desde las épocas de los imperios egipcio, romano y mesopotámico; aunque dichos ajustes eran diferentes a lo que conocemos hoy día, ya que no disponían de una medición del tiempo precisa como la actual.

La hora comenzó a cambiarse, en todo el mundo, dos veces al año “gracias” a William Willett, un constructor inglés que presentó un informe con su idea de los cambios horarios de primavera y otoño con la firme convicción de que serviría para aprovechar mejor las horas de sol.

Esta idea le venía a Willett en 1905, durante un paseo a caballo vespertino, cuando se dio cuenta de que gran parte de los habitantes de Londres estarían durmiendo a esa hora y, por tanto, perdiéndose los placeres de disfrutar de esos momentos de luz en verano. Así, dos años después, publicaba dicho informe sin que tuviera un efecto inmediato.

Alemania y sus aliados, junto con las zonas ocupadas serían los primeros en cambiar la hora al horario de verano, allá por 1916. Sucesivamente se irían uniendo otros países, sumándose Estados Unidos en 1918.

Poco a poco, se han ido encontrando beneficios a estos cambios horarios. Se supone que reduce el gasto energético y, por tanto, un ahorro; al disfrutar de más horas de luz solar, mejora nuestra salud; al reducirse las horas nocturnas, se ha constatado un descenso de la criminalidad; al aumentar las horas de luz, la gente sale más a la calle y el consumo se incrementa y, por tanto, mejora la economía.

Sin embargo, la historia del cambio de hora no se ha quedado ahí, ya que se ha visto afectado por la controversia, la política y las guerras a lo largo de toda su existencia. A ello se suma que cada país tiene la potestad de cambiar la hora según le convenga.

El cambio horario en España

El caso de España puede ser llamativo, ya que la situación de nuestro país se corresponde con el horario del Meridiano de Greenwich (GTM 0) – a excepción de Cataluña, que se situaría en la posición GTM+1 –, que es la hora que tienen en Canaria y en Portugal.

Pero no siempre hemos estado en el huso horario GTM +1. Fue el 1 de enero de 1901 cuando el gobierno decretó que el huso horario de España sería el coincidente con Greenwich y aplicándose a todo el territorio nacional peninsular, Baleares y Canarias. Se mantuvo hasta 1922.

Las diferentes guerras que sacudieron España tuvieron también sus consecuencias sobre los husos horarios y los cambios de hora. Así, entre 1920 y 1925 la hora no se cambió, cosa que tampoco ocurrió en los años de la Segunda República.

De hecho, durante los años de la Guerra Civil, España no sólo se dividió en dos políticamente: Republicanos y Nacionales, sino que cada bando asumió un huso horario diferente. Mientras que en la zona republicana se usaba GTM + 1 (hora de Europa Central), en el bando nacional se adoptaba el huso horario GTM.

El final de la Guerra Civil trajo consigo la unificación del huso horario a GTM, por lo que los cambios de hora pasaron a realizarse en los mismos períodos que lo hacían los países dentro de este huso: marzo y septiembre.

Fue durante la dictadura franquista cuando España asumió el huso horario actual. En 1942, los relojes de los españoles pasarían a tener una hora más con la adhesión del país al huso horario de Europa Central (GTM +1).

Esta regulación se llevaba a cabo para que España tuviera el mismo huso horario de los territorios que formaban parte de la Europa fascista liderada por Hitler y Mussolini. Se mantuvo, eso sí, que los cambios horarios se realizarían a final de marzo y de septiembre.

Y en esa posición nos quedamos. La última regulación se llevó a cabo en 1996, estableciéndose que los cambios de hora se harían el último fin de semana de marzo y el último fin de semana de octubre.

Ya en la actualidad, Ciudadanos ha querido volver a sacar a la luz el debate del huso horario de nuestro país, llevando en su programa la propuesta de revisión del huso horario para que España pase a formar parte de GTM.

Quién sabe si dentro de poco tendremos que volver a retrasar los relojes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve + 15 =