En los días posteriores a la victoria de los partidarios de la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) en el referéndum del pasado 23 de junio se registró una alarmante caída de la confianza de los consumidores británicos, según el índice elaborado por la consultora GfK.

Esta supone la mayor caída desde diciembre de 1994 al registrar un retroceso de ocho puntos tras la victoria del Brexit, situándose en -9 puntos, frente al -1 del pasado mes de junio. La encuesta se realizó entre el 30 de junio y el 5 de julio por la consultora.

De esta forma, la confianza ha registrado una mayor caída entre aquellos consumidores que votaron a favor de la permanencia de Reino Unido en la UE (-13 puntos) que entre los partidarios de la salida del país (-5 puntos).

Asimismo, “seis de cada diez encuestados expresaron la opinión de que la economía de Reino Unido sufrirá un empeoramiento en el curso de los próximos doce meses, un incremento del 14% en el pesimismo de los consumidores británicos tras el resultado del referéndum, mientras apenas un 20% espera una mejoría, frente al 27% de junio”, explica el informe.

Asimismo, un 33% de los participantes en la consulta de GfK espera que los precios suban de manera significativa a lo largo del próximo año, 20 puntos porcentuales más que en junio.

Este es uno de los muchos efectos o consecuencias que está teniendo el Brexit, además de las caídas de Bolsa o la pérdida del valor de la libra frente al dólar o al euro.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × cinco =