Aena ha alcanzado en los seis primeros meses del año un beneficio neto de 492,3 millones de euros, un 78,7% más que en el mismo periodo de 2015. Este resultado refleja la evolución positiva del negocio y la reversión extraordinaria de provisiones por procedimientos judiciales relacionados con expropiaciones de terrenos del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid- Barajas, cuyo impacto neto de impuestos ha sido de 153,7 millones de euros. Excluido el efecto de la citada reversión extraordinaria de provisiones de intereses por expropiaciones, el crecimiento del beneficio neto sería de 22,9% (63 millones de euros).

El beneficio bruto de explotación (Ebitda(1)) obtenido por Aena en el primer semestre de 2016 ha sido de 931,7 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 12,7% respecto al mismo periodo de 2015.

Los ingresos totales aumentaron hasta los 1.732,5 millones de euros, un incremento del 8,4% con respecto a los seis primeros meses del año anterior. De ellos, destacan los ingresos comerciales y por servicios fuera de terminal, que crecieron un 12,3% como resultado del incremento del tráfico y del impacto de las medidas estratégicas desarrolladas en el área comercial.

También cabe destacar la aportación a los ingresos de la actividad internacional, en la que el Aeropuerto de Luton contribuye con 97,9 millones de euros, un 10,9% más que en el mismo periodo de 2015. El tráfico de pasajeros en el Aeropuerto de Luton creció un 20,6% respecto al primer semestre del año anterior hasta sumar 6,7 millones de pasajeros.

Generación de caja

Continúa siendo significativo el incremento de la generación de caja operativa de la compañía (cash flow(2)) que alcanza los 999,9 millones de euros, frente a los 786,3 millones de euros registrados entre enero y junio de 2015, con un incremento del 27,2%.

Como consecuencia de la mejora de resultados de Aena y su reflejo en la generación de caja se ha producido una reducción de la deuda financiera neta(3) hasta 8.486,3 millones de euros frente a los 9.401,7 millones de euros al cierre de 2015. De esta forma el ratio de endeudamiento, medido como Deuda Financiera Neta sobre Ebitda(3), se reduce hasta 3,9 veces, frente a las 4,5 veces registrado en 2015. Cabe recordar que este proceso de desapalancamiento se ha producido de forma gradual desde 2011 cuando este ratio se situaba en 13,7 veces Ebitda.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 5 =