A propuesta de CCOO, UGT y OSTA el Ayuntamiento de Zaragoza hizo pública la modificación de dos de los diez festivos de apertura comercial. Según los sindicatos prevalece la conciliación de los trabajadores a los intereses mercantilistas.

El pasado mes de enero las citadas organizaciones sindicales trasladaron una propuesta de modificación de dos festivos comerciales al Ayuntamiento de Zaragoza en la que se instaba a trasladar el 5 de marzo al 11 de junio y el 13 de abril al 2 de abril. Las organizaciones empresariales coincidieron con los sindicatos en esas dos fechas pero hubo discrepancias en el día de traslado del 5 de marzo (fecha en la que en la capital aragonesa se conmemora el fallido ataque carlista que pretendió ser una toma fácil de la ciudad por la escasa tropa que la defendía. Hoy es una fiesta popular). Los empresarios propusieron trasladar dicho festivo al día 26 de noviembre, es decir, el domingo posterior al “Black Friday”.

Con su propuesta de traslado del 5 de marzo al 11 de junio los sindicatos pretenden la incentivación del consumo durante el inicio de la campaña de rebajas estivales por lo que se pone en valor no sólo los intereses comerciales sino también la conciliación de la vida laboral y la personal.

El hecho de que una institución como el Ayuntamiento de Zaragoza haya tenido en cuenta aspectos que afectan directamente a la vida de los trabajadores es un paso importante a tener en cuenta.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + 4 =