Thomas Mair es el hombre identificado como el hombre que ayer asesinó a la diputada laborista Jo Cox, de 41 años, a la salida de una biblioteca. Según la policía, aunque aun no se conoce los motivos por los que atacó a la parlamentaria, Mair tenía problemas mentales y estaba interesado en grupos supremacistas blancos.

Scott Mair, hermano del asesino, ha relatado que éste tenía “una historia de enfermedad mental” pero que había recibido ayuda. “Todavía me cuesta creer lo ocurrido.  Mi hermano no es violento y  no es para nada político”, ha manifestado para el periódico británico The Telegraph.

Los vecinos de Mair han contado al diario que el hombre vivía solo desde hacía 20 años, cuando murió su abuela, y que aparentemente nunca había tenido un empleo a jornada completa.

Según The Telegraph, Mair, de 52 años, nació en Escocia pero residía en Birstall, cerca de Leeds y estaba suscrito a “SA Patriot”, una revista sudafricana publicada por White Rhino Club, una organización partidaria del apartheid y contraria a “las sociedades multiculturales y al islam expansionista”.

Además, una organización estadounidense dedicada a combatir el odio, el Souther Poverty Law Center ha informado que Mair era un componente partidario de la Alianza Nacional, una

Organización neonazi estadounidense.

Por otra parte, la policía ha informado que Cox había contactado con ellos tras recibir “mensajes malintenciondos” y que se habría procedido a detener a un hombre, que no es el sospechoso de haberla asesinado este jueves.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + diecisiete =