Al igual que ocurriera la pasada semana con todos los actos organizados por el movimiento del Día del Orgullo, la actitud y apoyo institucional ha cambiado y evolucionado con respecto a determinados temas sociales y de dar visibilidad a colectivos muy importantes a los que antes era mejor obviar. La Gala del Sida vuelve a poner de manifiesto este cambio de actitud, que es más visible en las filas del PP, porque sus cabezas visibles siempre consideraron más tabú estos asuntos y que, al fin y al cabo, según su criterio, sólo afectaba a colectivos que no les iban a votar. Pero el mundo ha cambiado y España también.

Prueba de ello es la presidenta de la Comunidad de Madrid. En este sentido, Cristina Cifuentes, afirma que el Gobierno regional quiere ser “altavoz” de la lucha contra el Sida y ha hecho “un llamamiento para que sean más las empresas, instituciones y entidades de todo tipo, grandes, medianas o pequeñas, que vengan a participar con nosotros en la próxima Gala Sida”. Porque “cada granito de arena cuenta”, ha asegurado.

Cifuentes ha participado en la presentación de la octava edición de la Gala Sida, uno de los eventos solidarios más importantes de nuestro país, que se celebrará el próximo 29 de noviembre en el WiZink Center.

Durante la presentación, Cifuentes ha estado acompañada por Miguel Bosé, director de la Gala y embajador de la Fundación Lucha contra el Sida; Mónica Naranjo, madrina de la Gala; y el Dr. Bonaventura Clotet, presidente de la Fundación Lucha contra el Sida, entidad que organiza esta edición de la Gala Sida con el apoyo del Gobierno regional.

Durante su intervención, la presidenta regional ha destacado el “activismo cívico” de la Fundación Lucha contra el Sida, que “es clave a la hora de concienciar a la sociedad y de recaudar fondos para poder investigar”. Ha señalado, además, que con esa actitud contribuye “decisivamente a evitar el riesgo de que se baje la guardia en la prevención.

En el Gobierno de la Comunidad de Madrid, dice Cifuentes, “estamos decididos también a seguir en la vanguardia de esta lucha, pues en nuestra región se diagnostican mil nuevos casos de infección por VIH cada año”. Como ha recordado, 20.500 personas están recibiendo actualmente tratamiento antirretroviral en la Comunidad de Madrid y más de la mitad de los Servicios de Medicina Interna de los hospitales públicos madrileños cuentan con consultas específicas para enfermos de VIH.

Ha indicado asimismo que en 2016 hubo más de mil ingresos hospitalarios por causa del VIH y a través de los hospitales de día se prestó tratamiento a otros 7.640 pacientes enfermos de Sida.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =