El último estudio oficial sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (AQUÍ) nos aporta los datos sobre el IVE en 2014. El perfil de la mujer que decide interrumpir el embarazo es de nacionalidad española (63,28%), sin hijos (44,73%), sin pareja (47,89%), con nivel medio de instrucción (63,72%), trabajadora por cuenta ajena (47,07%) y que nunca había abortado voluntariamente antes (62,49%). La mayoría de los abortos realizados fueron a petición propia de la propia mujer (48,49%) y con 8 o menos semanas de gestación (70,18%). En total, en 2014 se llevaron a cabo en España 94.796 abortos según los datos ofrecidos por el Ministerio.

Las tasas de IVE por cada mil mujeres (ver gráfico adjunto) son más bajas en Castilla La Mancha (8), Castilla y León (6,14), Extremadura (6,22), Galicia (6,78), Navarra (7,53) y La Rioja (6,19). Las tasas más altas se producen en Asturias (12,70), Baleares (12,26), Canarias (11,88), Cataluña (12,59) y Madrid (12,58). Respecto a la nacionalidad las mujeres españolas deciden abortar en un 73,48%, el resto de europeas en un 9,49%, las africanas en un 5,03%, las americanas en un 18,27% y las asiáticas en un 2,82%. Con estos datos “oficiales” se puede romper el mito de la mujer pobre y de zona rural. Es en las comunidades más ricas donde más se aborta, pero existen varios errores metodológicos en la recogida de datos. No se pregunta si la persona que aborta en una comunidad es de esa comunidad o de otra, tan solo si es española o no.

graficotasasaborto

De todos los abortos en 2014, el 87,54% se ha llevado a cabo en centros privados y el 12,46% en centros públicos. Es imposible saber, según las cifras que traslada el Ministerio, si los IVE llevados a cabo en los centros privados son mediante pago (las asociaciones de centros estiman que el coste es de unos 300/350 euros por intervención) o son derivados de la Sanidad Pública. Porque, dato curioso, casi todas las comunidades autónomas suelen derivar todos estos casos a clínicas privadas. Unas por la objeción de conciencia de los médicos, otras aún no sabemos si por no colapsar más los centros, o por ocultar el hecho en sí.

Por ejemplo, en Castilla y La Mancha, bajo el gobierno de María Dolores de Cospedal, no se llevó a cabo ningún aborto en centro público y sí 3.226 en centros privados en 2014. En Aragón (el último año de Luisa Fernanda Rudi, también del PP) solo se efectuó 1 aborto en centro público. Bajas cifras también se encuentran en Andalucía (PSOE) con 12 en centros públicos y 17.996 en centros privados; Madrid con 10 públicos y 16.527 privados o Castilla y León con 12 públicos por 2.613 privados.

mapacentrosnotificadores

En la encuesta sobre la que se basan las cifras, se consultó a 191 centros sanitarios de los cerca de 1.300 que existen en España. Se observan datos curiosos, como que en Extremadura las sumas aportadas son de 35 abortos en la pública y 1.251 en la privada. Esto lo infieren de consultar a un solo centro privado. Y si se analizan los puntos correspondientes a públicos/privados, se observa que respondieron más centros privados que públicos, por lo que, aplicando una simple mirada sociológica, se puede decir que contiene la estadística oficial un error de muestreo y de la determinación de la muestra como para que sean fiables los datos oficiales.

En las notas metodológicas nada dicen de la selección de la muestra y sus posibles desvíos. Así pues, nos encontramos frente a datos reveladores pero que habría que poner en cuarentena mínimamente.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Estimado Santiago Aparicio:

    Nos dirigimos a usted desde la Asociación de Clínicas Acreditadas para la IVE, ACAI, para manifestarle algunas de nuestras opiniones frente a la noticia titulada: “El aborto en España: de pago, privado, y española joven sin hijos” que usted firma.

    Nos gustaría informarle de que los datos sobre los que el Ministerio de Sanidad realiza sus informes anualmente, no son datos procedentes de ninguna encuesta, sondeo o estimación estadística. Los centros acreditados para la IVE tienen la obligación establecida por la Ley de declarar todos y cada uno de los abortos provocados que realizan (públicos o privados) a las consejerías de sanidad de las distintas comunidades autónomas y son éstas las que dan traslado de los mismos al Ministerio, quien a su vez hace púbico a través de sus informes, el número total de IVE realizadas en España anualmente. Por tanto no son datos estimados, son datos reales y exactos que todos los centros acreditados privados/concertados y entendemos que también públicos, facilitan.

    Por otra parte, lo que usted denominada como interrupciones privadas, no son tales. Hoy por hoy más del 95% de los abortos provocados en nuestro país son financiados por la Sanidad Pública, la mujer no abona coste alguno por su intervención. El cauce para que la gratuidad de la intervención esté garantizada a las mujeres, cuando éstas así lo requieren, es la concertación con los centros acreditados para la IVE.

    En cuanto a su afirmación: “…casi todas las comunidades autónomas suelen derivar todos estos casos a clínicas privadas. Unas por la objeción de conciencia de los médicos, otras aún no sabemos si por no colapsar más los centros, o por ocultar el hecho en sí” creemos que no se ajusta a la realidad bajo nuestro punto de vista, ya que tanto si las interrupciones se realizan por la sanidad pública, como si se realizan en los centros acreditados concertados no se pueden ocultar, ya que la ley obliga a su declaración.

    Por otra parte las causas por las que la Sanidad Pública no realiza hoy por hoy las interrupciones de IVE son bastante complejas y diversas. Las razones son, entre otras, la falta de formación de los/as profesionales en las técnicas de aborto provocado, la ausencia de unidades multidisciplinares en los centros públicos, la falta de voluntad política y sobre todo, por encima de la objeción de conciencia minoritaria, el estigma que pesa sobre los/as profesionales que realizan esta práctica sanitaria, algo que conlleva el rechazo mayoritario de la clase médica a la realización de abortos provocados.

    Dicho lo anterior, quedamos a su disposición para aclarar cualquier dato que estime conveniente.

    Atentamente, ACAI.
    prensa@acaive.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × tres =