El 55% de las compañías asegura que su política de atracción del talento es buena, siendo el colectivo con mayor presencia. Por otro lado, el 12% enfatiza que es excelente, el 30% afirma que regular y el 2% la considera de mala. Es decir, una de cada tres empresas se considera incapaz de atraer el talento, según Randstad.

Las compañías, que hasta la fecha prácticamente sólo utilizaban el salario como principal vía para atraer y retener a los profesionales más adecuados, están dando prioridad a otras estrategias para conseguirlo. Más de la mitad de las empresas, en concreto el 53%, asegura que la retención del talento se debe a la fuerte imagen de marca de la compañía.En segunda posición se sitúa el atractivo del sector, ya que el 11% de los encuestados afirma que su empresa mantiene a sus mejores trabajadores por el interés que despierta el sector en el que se encuentra. A continuación, se sitúan las oportunidades de promoción interna (8%), el salario (8%) y la política de Responsabilidad Social Corporativa (5%).

El informe Talents Trends Report de Randstad revela, además, que el 82% de las compañías ha puesto en marcha nuevas medidas de Employer Branding destinadas a aumentar el compromiso del profesional con la empresa. El 45% de las empresas asegura que actualmente tiene activas más propuestas que hace dos años, mientras el 37% afirma que sólo ha reforzado estas políticas ligeramente. En el lado contrario, el 13% de las empresas afirma que no ha puesto en marcha ninguna nueva medida y solo el 2% restante afirma haberlas reducido.

El principal objetivo de las políticas de Employer Branding es aumentar el compromiso de los profesionales con la organización y, de esta forma, retener a aquellos profesionales que suponen una ventaja competitiva respecto a su competencia.

De las compañías que afirman tener puestas en marcha políticas de este tipo, el 57% afirma que su manera de atraer el talento es crear una buena experiencia de trabajo para que los empleados sean los propios embajadores de la marca. El 42% explica que su manera de gestionar el talento pasa por aumentar la comunicación con los profesionales. Le siguen las empresas que afirman que trabajar con profesionales con talento mejora su imagen de marca, lo que genera más atractivo para nuevos empleados. Por último se sitúan aquellas empresas que están desarrollando mensajes concretos para sus trabajadores (15%) y las que colaboran con diferentes partners para atraer a los mejores profesionales.

Randstad también enfatiza que el papel de los reclutadores a la hora de atraer el talento a las organizaciones se ha convertido en un factor determinante. El reclutador es la primera toma de contacto entre el candidato y la compañía, por lo que es una pieza clave a la hora de encontrar y contratar al profesional que mejor se ajuste a las necesidades de la empresa.

Estos profesionales deben transmitir de una manera precisa cuáles son las necesidades de las empresas y qué tipo de empleados buscan. A la vez, también tienen que ser capaces de comunicar el atractivo de la oferta de empleo. Por eso, los reclutadores que han trabajado previamente en el sector para el que buscan perfiles son los más cotizados, ya que, al conocer el sector, conectan de manera especial con los candidatos. Además, este colectivo sabe de una manera detallada las especificaciones técnicas necesarias para cada uno de los puestos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =