Madrid 06/12/2017 edurne uriarte posa para abc por su libro 10 razones para ser derechas y atreverse a decirlo ARCHDC Foto de Maya Balanya

Edurne Uriarte Bengoetxea, politóloga, columnista y colaboradora habitual en medios de comunicación españoles, vuelve al ruedo editorial con un ensayo, “Diez razones para ser de derechas y atreverse a decirlo” (Almuzara), que en realidad es obra sumamente descriptiva de la hoja de ruta de una persona que, desde un viaje ideológico peculiar, se ha convertido en destacada defensora de una derecha a pulmón lleno, actual y actualizada, pero sin ningún tipo de complejos a la hora de proclamarse como tal, aunque lo primero que llama la atención es el itinerario intelectual de la autora desde los tiempos en los que ocupaba un puesto en la Ejecutiva del Partido Socialista de Euskadi, cuando la federación del socialismo vasco estaba a los mandos de Ramón Jáuregui, últimamente en retirada y descontento con el PSOE de Pedro Sánchez…

 

¿Cuál fue el detonante de esa evolución?

“Comenzó a partir de la experiencia de una País Vasco dominado por el nacionalismo. La derecha tenía mucho más claro el cuestionamiento de esa situación.”

En el año 2000 fue objetivo de un atentado de ETA fallido en el campus de Lejona (UPV). También este hecho marcó su trayectoria. Edurne Uriarte pertenece a una familia de raigambre vasca por los cuatro costados, familia del campo, entorno rural cien por cien. “Mi educación era antifranquista, y más bien nacionalista, pero la oposición al franquismo era lo predominante. Hoy me reafirmo en ello, la oposición a las dictaduras sigue presente en mi ideología”

 

Y además de un liberalismo a ultranza, ¿cuál son los puntos fuertes de esa ideología que usted reclama para la derecha española?

“La derecha es la que debe tener muy claro el valor de la seguridad, la lucha antiterrorista, el patriotismo y la libertad”

 

¿Y la igualdad?

“El discurso de la igualdad suena muy bonito pero tiene algún problema. Es pensar que todo lo que hacemos está determinado por la clase social a la que pertenecemos, pero lo que logramos depende también de la responsabilidad individual. La derecha le pide responsabilidad al individuo.”

 

Y comenta su caso, su experiencia personal:

“Yo he nacido en una familia de personas del campo y he llegado donde estoy a través del esfuerzo y el estudio”

Edurne Uriarte es autora de más de diez libros, actualmente catedrática de Ciencia Política en la Universidad Rey Juan Carlos y antes en la Universidad del País Vasco.

Seguramente toda su circunstancia vital influye a la hora de incidir en que, con todo, “hace falta un Estado de Bienestar fuerte, principalmente en educación. El Estado tiene la obligación de proteger a los débiles garantizando igualdad en el punto de partida”

 

Insiste, sin embargo, en la defensa acérrima del libre mercado:

“Es algo que la derecha defiende abiertamente y la izquierda mira con sospecha, aunque es un hecho histórico que el progreso de la humanidad se produce siempre en economías de libre mercado”

Me comenta también de la importancia para ella, que también remarca la obra, de apostar por unas Fuerzas Armadas fuertes porque “no podemos seguir pensando que EEUU se ocupe siempre de defendernos a los europeos”

En el ensayo dedica bastantes páginas a examinar una serie de temas siempre polémicos donde la disparidad de posturas es evidente. Temas transversales en los que no resulta sencillo delimitar la frontera entre izquierda y derecha, temas en los que la oposición o el apoyo puede caer indistintamente en ambos lados del espectro ideológico.

 

Hablamos de tauromaquia:

“Los nacionalistas y las extrema izquierda van contra los toros por ser un símbolo de España más que por unirse a la corriente animalista. Si fuera así, atacarían las carnicerías y obligarían a comer vegetariano. Todo el mundo estaría sin comer pescado y carne.”

Concluye: “La tauromaquia es arte, y quien no quiera entenderlo es que se niega a entrar en ese mundo”

 

Cambiando de tercio, ¿usted también defiende los matrimonios homosexuales? 

“Sí, reconociendo que en esto la izquierda ha liderado el cambio con la ley del matrimonio homosexual, que apoyo. La derecha ha ido por detrás”

 

¿Y esto es compatible con ese componente de humanismo cristiano que usted reivindica para su derecha sin complejos?

“Claro, la defensa del humanismo cristiano, que en el caso de España son valores católicos, no implica el rechazo de la homosexualidad.”

 

Uno de sus temas preferidos es el feminismo:

“Me considero feminista desde que tengo uso de razón. Me sitúo en la corriente del feminismo liberal que no coincide con el feminismo radical que convocó la huelga del 8M. Esas feministas eran anticapitalistas y antiliberales.”

Hace diez años Edurne Uriarte publicó “Contra el feminismo”, aunque ahora lamenta no haber especificado que su ataque era contra lo que ella denomina “la deriva populista y radical del feminismo” que a su juicio está manipulando conceptos como el de brecha salarial:

“La brecha salarial existe, pero sin populismo. El feminismo radical no reconoce que la brecha salarial se debe a veces a que el trabajo no es el mismo. Un feminismo responsable no puede manipular los datos. ¿Quieren todas la mujeres que tienen un trabajo a tiempo parcial tener un trabajo a tiempo completo o prefieren dedicar tiempo a sus hijos? Sin embargo, hay una parte de la brecha que sí se debe a que se paga menos a las mujeres por el mismo trabajo. Eso es lo denunciable.”

 

¿Y no existen aptitudes diferentes en las mujeres que en los hombres? 

“En ese campo tengo dudas. La realidad es que las mujeres eligen cada vez más Derecho y Periodismo, y los hombres Ingeniería y Matemáticas. ¿Es biológico o cultural?. Me inclino a pensar que es más cultural. Las niñas siguen viendo hoy en los medios de comunicación que ellas están asociadas a la belleza, a los vestiditos y a ser dulces. Y los chicos a la fuerza, al deporte y a ser competitivos.”

Edurne Uriarte, madre de un hijo, es, además de taurina pasional, futbolera empedernida, y lamenta que en la escuela franquista de su infancia no se concibiera el fútbol para niñas. También le gusta cultivar eso que popularmente se conoce como una cierta coquetería femenina.

Terminamos entrevista hablando poco de la coyuntura actual. No se trataba de eso. Se trataba de explorar en las razones de un viaje ideológico intenso para el que tomó, a lo que se ve, solamente billete de ida. Sin retorno.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Conocí a Edurne Uriarte cuando se estrenó como docente en la UPV en la facultad de Ciencias de la Información donde yo estudiaba. Fue mi profesora de Sociología. Las vueltas que da la vida. Gracias por esta entrevista, Javier

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 6 =