Sonia Gaya ha informado de la expulsión de cuatro menores, pero no dice nada de los profesores que vigilaban el recreo.

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha actuado con celeridad en la expulsión cautelar del colegio de los cuatro menores de entre 12 y 14 años implicados en la presunta violación grupal de un niño de 9 años durante el recreo del pasado viernes 2 de febrero en un centro escolar de la sierra de Cazorla de Jaén. En cambio, guarda absoluto mutismo sobre la situación en que se encuentran actualmente los profesores encargados de vigilar a los niños en el momento en que presuntamente se cometieron estos hechos dentro del recinto escolar, que están siendo investigados por la Guardia Civil y la Fiscalía de Menores.

Susana Díaz asegura estar “horrorizada y conmocionada” y pide “protección” a la infancia

La Consejería de Educación asegura no haber tenido conocimiento de estos hechos hasta este pasado miércoles, pese a que el hospital San Juan de la Cruz de Úbeda, donde los médicos constataron la violación tras acudir el niño a Urgencias, certificaron el mismo viernes 2 de febrero que la víctima presentaba lesiones coincidentes con violación por penetración.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, durante una visita a la localidad jiennense de Torredelcampo, ha reconocido sentirse “horrorizada y conmocionada” por este suceso y ha pedido respeto para la protección de la identidad del menor y su familia y ha añadido que la Administración autonómica está trabajando para esclarecer lo ocurrido. “La infancia debe sentirse protegida”, ha apuntado Díaz tras tener conocimiento de estos hechos.

La titular autonómica de Educación, Sonia Gaya, ha asegurado que, ante estos hechos “graves, gravísimos”, su departamento ha actuado “de forma inmediata” a través de la inspección. Fuentes de la Consejería de Educación han informado que se ha activado el protocolo de actuación en casos de maltrato infantil.

La Delegación del Gobierno de la Junta en Jaén ha emitido un comunicado en el que subraya que “a pesar de que la convivencia positiva es lugar común en las aulas andaluzas”, también muestra su “más absoluto rechazo y estupor ante este tipo de presuntos sucesos”. Desde la Administración autonómica se apunta que Andalucía “es pionera en protocolos y programas sobre convivencia escolar”.

La Consejería de Educación asegura estar trabajando “conjuntamente” con las autoridades judiciales, fiscalía, servicios sociales y de protección del menor, y se pone a disposición tanto de la familia del niño como de la comunidad educativa.

La consejera de Educación asegura que desde este miércoles “al mediodía” está trabajando la Inspección en el centro afectado, “con el personal del centro, con la dirección del centro, para intentar esclarecer qué es lo que ha ocurrido”, apunta Gaya, quien admite que aún tiene “poca” información de los hechos para saber “lo que ha ocurrido exactamente y tomar las medidas y actuaciones oportunas”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =