Supongo que la rapidez con la que pasa la vida, vivir el momento, disfrutar de él y no querer perdernos nada de lo que sucede a nuestro alrededor, nos hace olvidarnos de lo que realmente somos. Somos seres vivos. Animales pluricelulares que necesitamos unos requerimientos para mantener la vida. Y en eso entran los médicos y el personal sanitario, los investigadores, la ciencia; Y entre todos ellos consiguen que nuestra esperanza de vida aumente considerablemente en los últimos cincuenta años.

La educación alimentaria es indispensable en la prevención y control de los problemas de malnutrición y enfermedades crónicas relacionadas con la dieta. La desnutrición, la deficiencia de vitaminas y minerales,  y la obesidad son problemas de malnutrición que coexisten cada vez más en muchos países, junto con las enfermedades crónicas, generalmente patologías cardiometabólicas, relacionadas con las dietas excesivas o desequilibradas. Las últimas estimaciones y datos relacionados a los problemas de malnutrición y enfermedades relacionadas con la dieta son alarmantes y preocupantes:

  • 805 millones de personas aproximadamente padecen hambre, lo que corresponde a 1 de cada 9 personas.
  • 2.000 millones de personas (cerca del 30% de la población mundial) presenta por  carencias de micronutrientes.
  • Más de 1.900millones de adultos (más de 18 años)  tienen sobrepeso, de los cuales más de 600 millones son obesos.
  • Más de  42millones de niños (menores de 5 años) con sobrepeso.
  • 3,4 millones mueren anualmente como consecuencia del sobrepeso o la obesidad.
  • 1,7 millones de las muertes anuales por enfermedades cardiovasculares son consecuencia de la ingesta excesiva de sal.
  • 6,7 millones mueren anualmente como consecuencia del consumo insuficiente de frutas y verduras.

Esta es la realidad actual. Según la FAO, Organización de Naciones Unidas para la Alimentación, para evitar una carga económica y social aplastante en los próximos 15 a 20 años, derivada de los problemas de malnutrición, los países necesitan educar a su población sobre qué es una dieta saludable, y cómo deben elegirse  los patrones alimentarios adecuados para mantener un buen estado de salud.

Las enfermedades cardiovasculares (Ictus, ACV, HTA, o Infarto de Miocardio, entre otras) son, actualmente, la primera causa de muerte en España, por encima de los accidentes de tráfico contra lo que la mayoría cree.

La educación nutricional promueve la creación de hábitos alimentarios sanos para toda la vida, ya que dota a las personas de “cultura nutricional” para que puedan tomar las decisiones adecuadas y adaptarse a un mundo cambiante.  También las capacita para seleccionar, preparar y conservar alimentos de alto valor nutritivo, alimentar adecuadamente a bebés y niños pequeños, comprar de forma inteligente, experimentar con productos nuevos y contrastar sus experiencias con familiares y otros miembros de la comunidad.

En resumen, la educación alimentaria y nutricional es vital en la adopción de hábitos alimentarios y estilos de vida saludable. Si adoptamos hábitos de alimentación saludable reduciremos nuestro riesgo contra enfermedades crónicas y  debidas al consumo de alimentos contaminados; a la vez nos ayudará a sentirnos sanos y con más energía, y con mayor capacidad para disfrutar la vida. La humanidad tiene que ser consciente de que no puede seguir tirando piedras sobre su propio tejado o desaparecerá.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once − siete =