El buque Aquarius se ve forzado a concluir sus operaciones de salvamento en el Mediterráneo central. El fin de la misión es el resultado de una campaña del Gobierno italiano, respaldada por estados de la UE, para deslegitimar, desacreditar y obstaculizar las operaciones de búsqueda y rescate.

David Noguera, presidente de Médicos Sin Fronteras (MSF), habla de las consecuencias que este hecho tendrá sobre las vidas de miles de migrantes que tratan de cruzar cada día este mar en busca de una vida mejor.

Durante los últimos dos meses, el Aquarius ha permanecido en puerto, sin capacidad de llevar a cabo su trabajo humanitario, a pesar de que las personas continúan huyendo por mar a lo largo de la ruta migratoria más mortal del mundo.

Este es el resultado de una campaña encabezada por el Gobierno italiano y respaldada por otros estados europeos, para deslegitimar, desacreditar y obstaculizar a las organizaciones que brindan asistencia a las personas en peligro. Junto con las dañinas políticas externas concebidas por la Unión Europea (UE) en materia de migración, esta campaña ha socavado el derecho internacional y los principios humanitarios. Sin una solución inmediata a estos ataques, MSF y SOS Méditerranéo no tienen más opción que poner fin a las operaciones del Aquarius.

“Europa ha saboteado los intentos de otros por salvar vidas”

“Este es un día triste”, afirma Nelke Manders, directora general de MSF. “No solo Europa no ha sido capaz de proporcionar capacidad de búsqueda y rescate, sino que también ha saboteado activamente los intentos de otros por salvar vidas. El fin delAquarius significa más muertes en el mar y más muertes innecesarias de las que nadie será testigo”.

En los últimos 18 meses, los ataques de los estados de la UE a las operaciones de búsqueda y rescate se han basado en tácticas utilizadas por algunas de las naciones más represivas del mundo. A pesar de haber trabajado en total y estrecha coordinación con las autoridades, este año al Aquarius se le ha arrebatado en dos ocasiones el pabellón y ahora enfrenta denuncias de actividad criminal, acusaciones que claramente no tienen ningún sentido. En medio de estas campañas de desprestigio y maniobras para minar el derecho internacional, se les ha negado a las personas rescatadas en el mar el acceso a puertos seguros y se les ha rechazado la asistencia de otros barcos, dejándolas varadas en alta mar durante semanas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSube de nuevo el recibo de la luz
Artículo siguienteEl festival de cine Pilas en Corto celebra su X Edición
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − dos =