La Cámara Alta pone a disposición de sus señorías para facilitarles los traslados en la Comunidad de Madrid un crédito de 912,33 euros. En el plazo que va de enero a mayo, dos senadores ya han agotado ese crédito, mientras que otros doce renunciaron a tener esa tarjeta. La actividad de la Cámara durante ese tiempo se limitó a cuatro sesiones plenarias: dos en marzo y dos en abril.

Los dos senadores en cuestión son del Partido Popular, el asturiano Ovidio Sánchez y el madrileño Juan Soler- Aspiauba, ex alcalde de Getafe y diputado de la Asamblea de Madrid.

Otros doce senadores renunciaron a disponer de esta tarjeta de taxi, todos ellos de Podemos-En Comú- Compromís- en Marea: Idoia Villanueva, Ángel Mesón, Pila Lima, María Concepción Palencia, José Ramón Arrieta, Celia Cánovas, Inés Cortigo, Ramón Espinar, José Ramón Galindo, Miren Gorrochategui y Óscar Guardingo.

Todos los senadores tienen derecho a pedir esta tarjeta salvo los miembros de la Mesa, los portavoces de los grupos y dos portavoces adjuntos (uno del PP y otro del PSOE) que tienen derecho a usar un coche oficial (los grupos de Podemos y de ERC renunciaron a este servicio la pasada legislatura).

En 2014, un año completo de actividad en el Senado, la Cámara Alta gastó 284.303 euros, unos 94 euros al mes de media por senador (descontados portavoces y miembros de Mesa).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =