Francisco Granados se ha convertido en el mejor ejemplo del enriquecimiento de un político a consta del dinero público. Dos casas, un piso, coches, más de tres millones son la fortuna de quien nada tenía antes de llegar a la Política.

Así, los investigadores de la OCU han hecho un primer balance de la corrupción del cabecilla de la trama Púnica, Francisco Granados. Sale a la luz toda la fortuna que amasó en sus primeros años de carrera política como alcalde de Valdemoro.

El informe de la UCO es un catálogo de mordidas que supuestamente recibió Francisco Granados. Hay de todo como la célebre mansión que se estaba construyendo en Valdemoro cuando estalló la operación Púnica.

También incluye un piso en Barcelona y un chalet en Marbella que Granados cedió a dos amigas, o una finca en la provincia de Ávila. Es el santuario en el que el que el exsecretario general del PP madrileño practicaba su deporte favorito: la caza.

Para poder cazar, un constructor le regaló, según el informe, dos escopetas Caesar Guerini hechas a medida a razón de unos 5.000 euros cada una.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCentenarios
Artículo siguienteEmpeño libertario
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + dieciocho =