La Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado este lunes a dos años de cárcel a Francisco Granados, exconsejero de Justicia de la Comunidad de Madrid y principal encausado en el caso de corrupción de la Púnica, por el chivatazo que recibió en septiembre de 2014 de que estaba siendo investigado por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y que le permitió destruir pruebas y ocultar dinero.

Granados ha sido condenado por un delito agravado de aprovechamiento de revelación de secreto por funcionario público.

En el mismo proceso ha sido condenado, también a dos años de prisión, el guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino, autor del chivatazo, y a un año y medio de cárcel el agente en excedencia del instituto armado José Luis Caro Vinagre que trasladó a Granados la información reservada.

Según la sentencia, la fuga de información produjo un “intenso” daño tanto a la causa pública como al esclarecimiento de los hechos y sus autores y permitió a los investigados la destrucción de pruebas y la ocultación de dinero.

A Rodríguez Talamino, la Sección Primera de lo Penal de la Audiencia le impone, además, una pena de 4 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 4 =