La presión del lobby judío/sionista que le llevó a la Casa Blanca ha surtido efecto y Donald Trump revertirá décadas de política estadounidense en referencia a Oriente Medio reconociendo a la ciudad de Jerusalén como capital del Estado de Israel y ordenando el traslado de la embajada de los Estados Unidos a esa ciudad. Esta decisión puede provocar disturbios en la zona y, sobre todo, podría ser el detonante de una nueva Intifada, tal y como ocurrió con la provocación de Ariel Sharon en la Explanada de las Mezquitas que fue el inicio del conflicto en el año 2.010.

Trump hará el anuncio de esta decisión a media tarde, hora española —mediodía en el horario de la Costa Este— y, aunque en su orden se firmará una exención de seis meses para que la embajada permanezca en Tel Aviv y que el proceso de traslado durará entre tres y cuatro años, el simbolismo de esta medida dinamitará la débil paz de la zona por el apoyo explícito al gobierno ultraconservador de Benjamín Netanyahu y, por consiguiente, debilita las posiciones de la Autoridad Nacional Palestina.

Trump ya ha sido advertido por parte de los presidentes de los países de la región de que esta decisión sería tomado como una provocación por la población musulmana de la zona e interrumpiría los leves avances para la paz en Palestina. En Europa, Francia también ha sido muy crítica con la decisión. España, de momento, mantiene un silencio cómplice.

Sin embargo, tanto el presidente como sus asesores ya sabían que la decisión iba a originar disturbios puesto que, a través del Departamento de Estado, se envió una comunicación a lo largo de la semana pasada a todas las embajadas de Oriente Medio en la que se les advertía de que era una decisión tomada por Trump y les advertía de la posibilidad de manifestaciones antiamericanas.

Entre las advertencias recibidas por Trump está la de la propia Autoridad Nacional Palestina quien, a través de Nabil Shaath, asesor principal del presidente Mahmoud Abbas, informó de que éste le dijo a Trump que no aceptaría esa decisión y le insistió en que le daba alas al extremismo islamista, a lo que el presidente norteamericano le dijo que era una decisión que estaba obligado a adoptar. Esta respuesta demuestra el poder del lobby judío/sionista que durante meses ha presionado a la Casa Blanca para que se produjera este reconocimiento.

Por su parte, uno de los aliados tradicionales de los Estados Unidos, Arabia Saudí, también ha reaccionado de manera negativa al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel. El rey Salman bin Abdul Aziz advirtió a Donald Trump que estaba dando un paso muy peligroso porque se trataba de una provocación muy grave para todos los musulmanes del mundo.

Tal es la provocación que un presidente que conecta a la perfección con la ideología de Trump, el turco Recep Tayyip Erdogan, ha afirmado que el reconocimiento de Jerusalén como capital del Estado de Israel es una línea roja para todos los musulmanes y que provocará que Turquía rompa relaciones diplomáticas con Israel.

Desde la Casa Blanca se ha intentado frenar la ola de indignación por la decisión que anunciará hoy el presidente con el argumento de que Trump es favorable a una solución de dos Estados para Palestina. Sin embargo, ese argumento no cuaja porque está teniendo muchas críticas en los Estados Unidos como, por ejemplo, la del ex director de la CIA John Brennan quien ha afirmado que la decisión es imprudente y un grave error de política exterior «de dimensiones históricas» ya que dañará los intereses de los Estados Unidos en Oriente Medio y hará más volátil a la región.

Los palestinos han reaccionado también y algunas organizaciones han anunciado «tres días de furia» e hicieron un llamamiento a la movilización internacional ante las embajadas, consulados y centros de las ciudades del mundo para protestar contra esta decisión.

Ningún país occidental tiene embajada en Jerusalén por respeto a las decisiones internacionales respecto a Palestina. Donald Trump ya ha demostrado que los acuerdos multilaterales no van con él. Y aún le quedan tres años de mandato.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 2 =