Cristina Sosa, directora de la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior, ha dimitido del cargo que ostentaba desde el año 2015, cuando fue nombrada por Juan Ignacio Zoido, alegando “motivos personales”. Sin embargo, fuentes de toda solvencia aseguran que el caos en ese departamento con los refugiados ha provocado la salida de la responsable.

La ya ex directora solicitó el cese al frente de la Oficina de Asilo el pasado 6 de octubre y ha sido relevada en el cargo por el hasta ahora subdirectora Adjunta de Protección Internacional, Blanca Díaz.

La Oficina de Asilo y Refugio (OAR) es el departamento del Gobierno que se encarga de tramitar las peticiones de protección internacional que recibe España y que en los últimos años se han incrementado exponencialmente: Sólo hasta septiembre se han presentado algo más de 23.200, frente a las 16.554 que llegaron en todo 2016, cuando se habían superado ya todos los precedentes históricos.

Ante la acumulación de expedientes que se ha venido registrando por un incremento en los flujos de refugiados en los últimos años, el departamento que dirige Zoido previó reforzar su personal con la contratación de un centenar de interinos.

Con todo, si al cierre del año pasado la OAR tenía pendientes de resolución más de 20.300 expedientes, a 30 de septiembre son ya 33.990, de acuerdo a los datos que recopila Eurostat.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − 5 =