Hoy se cumple el segundo aniversario de la nueva refundación de una cabecera histórica, de una cabecera que es fundamental para entender la construcción democrática en España. Por desgracia, esa construcción aún está en la lista de «tareas pendientes» y Diario16 volvió en un momento de revolución social al igual que ocurrió en 1976 cuando salió a la calle el primer ejemplar.

Hace 40 años en España se hablaba, principalmente, de política por los cambios que se estaban produciendo tras la muerte de Franco. Aún no se había votado la Ley de Reforma Política y esa democracia en proyecto mostraba aún sus ramalazos franquistas porque, a la vez que nacía el medio más libre e independiente de la historia del periodismo español, las autoridades prohibían la canción que acompañaba el lanzamiento de la cabecera: Libertad sin ira.

Hace dos años volvió a resurgir Diario16. En España sólo se hablaba de política y, sobre todo, de regeneración. Esta cabecera renació en un momento de incertidumbre política y social, un momento de renovación absoluta de cara a unas elecciones en las que nadie sabía lo que podía pasar por la irrupción de los partidos nuevos y con la esperanza de muchos de que precisamente esas nuevas formaciones abrirían las ventanas para airear nuestra democracia y obligar a los partidos tradicionales a implementar los profundos cambios que necesita nuestro sistema para adaptarlo a los tiempos actuales.

Cuando salió a la calle Diario16, había incertidumbre porque veníamos de una dictadura y nadie sabía lo que iba a pasar. Hace dos años, la refundación vino en un momento en que los cambios a aplicar a nuestra democracia deben ser tan grandes que deben devolver la soberanía a quien la tiene y volcar el Estado en el pueblo y no en favorecer a las dictaduras públicas y privadas que, evidentemente, se resisten al cambio… Exactamente igual que en el 76.

En estos dos años, Diario16 se ha caracterizado por mantener el espíritu que lo convirtió en los años 70, 80 y 90 del siglo XX en la cabecera de referencia del periodismo español, adaptándose, evidentemente, a los nuevos tiempos. Se cambió el papel por el espacio digital, pero sin perder el espíritu analítico que apareció tres meses después en la revista mensual. Independencia y libertad son los dos pilares sobre los que se asienta, de nuevo, el periodismo que se realiza en Diario16, un periodismo de reflexión, un periodismo humanista, un periodismo analítico donde los lectores no sólo encuentran la información de lo que ocurre sino que se les explica el por qué está ocurriendo. El cuándo y el cómo son fundamentales a la hora de publicar una noticia. Lo difícil es poner ante los ojos de los lectores el por qué, y Diario16 lo está haciendo, porque en este mundo global donde el pueblo tiene la oportunidad de acceder a miles de fuentes de información, lo que realmente se busca es el análisis serio, independiente y libre que encuentran en estas páginas.

En el mundo de la televisión vemos cómo triunfan los programas de actualidad basados en el análisis y la tertulia. Para ver lo que está ocurriendo en el mundo, la gente ya tiene los telediarios, pero para entender realmente los hechos están esos programas. En el mundo de los diarios el ejemplo lo tenemos en la prensa estadounidense, donde el medio más influyente ya no es The New York Times o The Washington Post sino Político. En España, Diario16 llegó para cubrir ese espacio porque es el “Diario de la Segunda Transición”, dado que esa transición no está sólo en la política sino también en los medios de comunicación.

En estos dos años hemos hablado y contado muchas cosas pero, fundamentalmente, hay una serie de líneas en las que nos hemos destacado. La cobertura que se está realizando al Procés catalán se está diferenciando del resto de medios principalmente porque en cada una de nuestras noticias hay ese punto analítico y los lectores lo han visto. También fue muy importante la cobertura realizada de los atentados de Cataluña del pasado verano.

Sin embargo, si hay un tema que ha demostrado que Diario16 es un medio libre e independiente: el caso Banco Popular. La labor que está realizando el Departamento de Investigación está demostrando, día a día, cómo se arruinó a 305.000 personas para rescatar a una entidad financiera, al Banco Santander, a través de una operación diabólica que comenzó a pergeñarse en la primavera de 2016 y que se terminó de ejecutar tras la reunión de Bildelberg en Washington, tal y como estaba programado. Documentos inéditos, análisis de los procesos macroeconómicos que afectan directamente al Santander, descubrimiento de los movimientos de Emilio Saracho, el enriquecimiento presuntamente ilícito del Santander para mejorar sus cuentas gracias al Popular y, sobre todo, lo que están pasando esas 305.000 familias a las que se les arrebató todo en una noche de junio.

Está siendo un trabajo de tal envergadura que el editor y presidente del medio ha publicado un libro en el que se explica claramente la operación diabólica diseñada para salvar al Santander. Aún falta información que procesar, confirmar y publicar, una información que demostrará cómo el Santander, con la complicidad de entidades gubernamentales, es responsable de todo lo que ocurrió con el Popular.

Otro aspecto en el que se ha destacado Diario16 en estos años es la defensa de los derechos de la mujer, de la igualdad y la repulsa contra la violencia machista, porque la obligación de cualquier medio de comunicación que se precie de serlo es presionar al Estado para que proteja a las mujeres de una muerte segura del mismo modo en que se pusieron todos los medios para salvaguardar las vidas de los amenazados por el terrorismo político.

Diario16 ha sido el medio que ha acuñado el término «terrorismo machista» para referirse a los asesinatos de mujeres porque el volumen de impiedad, de violencia y de sadismo está siendo de tal envergadura que en 13 años han sido asesinadas en España más mujeres que todos los muertos de ETA en 50 años. Es un terrorismo diferente al que hay que enfrentarse de otro modo pero un modo de terrorismo al fin y al cabo.

Otro tipo de terrorismo que cada vez se está haciendo más frecuente en nuestro país es el financiero y Diario16 ha estado ahí para denunciarlo en casos como, por ejemplo, el de Duro Felguera, una empresa referente mundial en su sector y que su actividad ha sido boicoteada con la imposición de condiciones que no tenían otro objetivo que el de permitir que el Santander se hiciera con el control de la misma incluso a través de la imposición de personajes oscuros como Miguel Zorita.

En este sentido, Diario16 se hizo eco de cómo casi todas las entidades bancarias del país aplicaron índices de revisión de las hipotecas abusivos como, por ejemplo, el IRPH. En nuestras páginas dimos voz a las víctimas de esta estafa que los tribunales están desmontando demanda a demanda.

La corrupción política también ha sido denunciada por Diario16 con exclusivas como los casos que han envuelto en los últimos años al Partido Popular en general o los proyectos urbanísticos de Gabriel Amat en Almería. La corrupción es una de las mayores lacras de nuestro país porque está incidiendo en las condiciones de vida del pueblo ya que lo que se han llevado los corruptos del dinero del Estado no se ha invertido en la ciudadanía. Incluso se podría relacionar la corrupción con la exclusiva sobre la muerte de Ángel Nieto, ya que el hecho de que una isla como Ibiza no tenga una unidad de Neurocirugía en la sanidad pública y tenga derivado este servicio a una clínica privada propiedad de una familia cercana al Partido Popular es, en cierto modo, un modo de presunta corrupción.

No se puede dejar pasar por alto una exclusiva que tuvo enorme repercusión como fue la información en la que se concretaba la protección oficial que recibía en España, por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, Rafael Ramírez, el que fuera ministro de Economía con Hugo Chávez y también ex hombre fuerte de Nicolás Maduro. En este sentido, Diario16 también desveló la ayuda que recibe en España por parte del doble agente Villalobos.

Las consecuencias de la crisis también han sido denunciadas. Diario16 ha sido el primer medio en hacer análisis crítico de los datos del paro y de denunciar en sus páginas que los propios datos oficiales demuestran que la precariedad y la perversión de los números de contratación son la causa de que nuestro país tenga unos niveles de pobreza más próximos a un país en desarrollo que a la cuarta economía de la Eurozona. Precisamente, la pobreza también ha sido uno de los temas que más ha sido analizado, sus causas y sus consecuencias y, sobre todo, las caras de la misma y los causantes de que en este país aún haya gente que es expulsada de sus casas por la fuerza, que para calentarse en el frío invierno muchas familias lo hace con la llama de las velas o que haya millones de españoles que aún tengan que acudir a los servicios sociales o a los bancos de alimentos para no morir de hambre.

También fue impresionante la cobertura que se hizo de las primarias del PSOE, tanto del proceso anterior a las mismas iniciado prácticamente desde la dimisión de Pedro Sánchez, pasando por la gestión de la Comisión Gestora, la abstención en la investidura de Rajoy, los actos de precampaña, la recogida de avales y la victoria aplastante de Pedro Sánchez. En este proceso interno del Partido Socialista, Diario16 demostró su rigor, su independencia y su libertad puesto que en sus páginas aparecieron análisis, opiniones y noticias escritas por personas con miradas antagónicas pero que ofrecieron a nuestros lectores la visión global de lo que estaba ocurriendo en el PSOE, de la inadaptación a los nuevos tiempos, de la resaca de la crisis terminal de la socialdemocracia, de la inexactitud de sus movimientos estratégicos o de la incoherencia de algunas decisiones adoptadas, de los propios candidatos, de los programas y, sobre todo, del futuro de un partido histórico que parece que agoniza pero que mantiene la fuerza de la historia.

Nada de esto hubiera sido posible, además, sin el trabajo sacrificado e incansable de todos los compañeros de las diferentes secciones: Sociedad, Salud, Cultura, Deportes, Conozca al Autor, Sátira e Internacional, al igual que todos los que trabajan en el diseño y en la difusión. Mención especial merecen todos los colaboradores de nuestra sección de Opinión que están realizando un trabajo majestuoso y en cuyo trabajo se demuestra día a día el verdadero espíritu de libertad e independencia de Diario16, un trabajo realizado con mucho sacrificio pero que muestra la realidad de nuestro país. En este medio, en esta sección de opinión, se ha creado un ágora en el que todos tienen voz, independientemente de su ideología o de su modo de ver la vida, dándose casos en los que se han publicado textos que contradecían o ponían en tela de juicio informaciones firmadas por los directivos del medio. Esto es Diario16 y esa libertad se demuestra en las entrevistas realizadas por todos y todas nuestros y nuestras compañer@s en la que se ha dado voz y espacio a todo aquel que ha accedido a prestárnosla, sin mirar su carnet ideológico o su modo de entender el mundo, pero, sobre todo, hemos dado voz a la mujer, al feminismo, a la igualdad y a la diversidad. Todo el trabajo realizado ha sido gracias a una plantilla en la que, casualmente, las mujeres son mayoría.

Pero, sobre todo, en Diario16 hemos apostado por la libertad, por la denuncia del ataque de algunos ministros a la misma, por el respeto a los derechos humanos, por mostrar cómo hay pueblos que siguen siendo masacrados y olvidados por la comunidad internacional, por los movimientos sociales, por la lucha de las ONG, por acercar el cuarto poder a quien creía que lo tenían lejos, por dar voz a quienes no la tienen. Todo ello ha hecho que crezcamos, que quienes conformamos esta familia tengamos la responsabilidad de vivir y de formar parte de la historia y, sobre todo, ha conseguido que nuestros lectores hayan pasado a otra categoría, al de la militancia porque Diario16 puede decir con orgullo que tiene lectores pero también que tiene militantes y eso es algo que demuestra que la historia se ha hecho realidad y que camina hacia adelante sin olvidar la responsabilidad del respeto hacia un pasado que el tiempo no ha podido dejar caer en el olvido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − cuatro =